Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

¿Por qué Odian a Ayuso? /Luis Ventoso (ABC)

 

Durante las crecidas del PSOE, Madrid ha resistido como la aldea gala de Asterix, donde perviven políticas alternativas al dogma ‘progresista’. El PP ha gobernado la Comunidad ininterrumpidamente durante los últimos 26 años y en el Ayuntamiento prácticamente lo mismo, salvo el paréntesis de monserga e inoperancia de Doña Manuela. Ese largo dominio fue fruto de un proyecto ideológico bien meditado (en el que se suele olvidar el rol de la mente robusta de Rouco).

¿Qué tal le ha ido a Madrid con esas políticas?

Desde 2018 supera a Cataluña como la región que más aporta a nuestro PIB, crece más que la media y hoy es una locomotora que atrae el 80 por ciento de la inversión foránea. Es cierto que ha disfrutado de la prima que aporta ser la capital de una gran nación. También es verdad que el balance político está empañado por mangantes como González, Granados y compañía. Pero el estirón resulta incontestable. Sus políticas liberales han funcionado: fiscalidad contenida, espaldarazo a las empresas y tolerancia con la vida particular.

Madrid es la capital mediática y cultural. También la económica, como simboliza su airoso skyline de rascacielos. Su feria ha despegado, una vez que Barcelona dejó de disfrutar del monopolio que le había concedido Franco. Se han acometido impresionantes obras públicas, como la red de túneles y la ampliación de su Metro. Según Eurostat, es la región con mayor esperanza de vida de Europa, pese a su problema de contaminación (lo cual habla de la calidad de su sanidad pública). La gente es acogedora, rápida trabajando y desprejuiciada. La vida lúdica y cultural y sus restaurantes, inagotables. Por último, en Madrid no existe aquello de «aquí mandan 300 familias».

Tras moción de censura del PSOE y Cs, convocó a elecciones anticipadas para mayo. FOTO mallorcadiario.com

 

Isabel Ayuso, una periodista de 42 años, es heredera y continuadora de esa tradición política. Está empezando y es pronto para juzgar su obra. Pero ha tenido varias intuiciones acertadas durante la pandemia (como los hospitales especiales, o en su demanda de controlar Barajas). Hablando es calmada hasta lo sorprendente y mantiene un tono educado. Sin embargo, se ha convertido en la bicha del ‘progresismo’.

BANNER AYUTLAX 2020

El periódico proclive al PSOE, que suele expresarse de manera sosegada, la ha llamado esta semana en sus editoriales «trumpista», «ultraliberal» y hasta «supremacista madrileña» (una coña, cuando tenemos ahí a Sánchez aliado con manifiestos xenófobos sin una sola crítica del ‘progresismo’).

¿Por qué suscita Ayuso tal odio?

Paseando a comienzos de año con Bolbo. FOTO GTres /huffingtonpost.es

 

Al margen del innegable tufo machista de ciertos latiguillos contra ella, la razón por la que se les atraganta es que se ha atrevido a confrontar el mito de la superioridad moral de la izquierda.

La novedad que aporta Ayuso es que no intenta ser políticamente correcta, como otros barones del Partido Popular acomplejados ante el imperio social izquierdista. Directamente niega que el ‘progresismo’ ostente la razón y se muestra convencida de que su visión liberal es más parecida a la realidad y los anhelos de las personas de carne y hueso.

Y eso en esta España supone una audacia intolerable.

 

ENLACE

¿Por qué odian a Ayuso? /Luis Ventoso, ABC (España), Mar 14

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...