Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

¿Un OXXO una Obra de Arte?

822

Hace unos cuantos meses, en la Galería Kurimanzutto en la ciudad de México, se presentó un trabajo a todas luces controvertido y complicado de entender, es la obra “OXXO” del siempre polémico Gabriel Orozco. La pieza artística es una instalación en la que se reprodujo de manera casi idéntica una tienda OXXO como las que hay en cualquier esquina del país. Algunos productos (300 para ser exactos) fueron intervenidos y cuando se terminó su exhibición, la primera pieza fue vendida en 60 dólares, pero su precio se duplicó cada vez que se agotaba, hasta alcanzar un máximo de 15 mil dólares por obra. La gente que asista a la galería podía consumir lo que había expuesto y ver los productos intervenidos, al respecto el artista xalapeño comentó: “Pueden apreciarse como en una exposición, como se ve una pintura en el muro o una escultura en el piso, juzgar si es arte o no, irse de malas si no lo es, o de muy buen humor si lo es”.

El OROXXO fue rápidamente criticado en las redes sociales y una cantidad enorme de memes salieron en torno a él, dejando preguntas como: ¿Es un OXXO una obra de arte? ¿Son las donitas glaseadas intervenidas por Orozco un producto artístico? ¿Es esta una de las mejores obras del artista? o ¿Es otra más de las tomadas de pelo del arte contemporáneo? ¿Qué carajos es el arte, como se consume, como se entiende?

OXXO en la Galería Kurimanzutto.

 

Como siempre Orozco se encontró en el ojo del huracán del mundo del arte y lo goza, no se mortifica, puntualiza: “Bueno, cuando se dice polémica se cree algo malo. A mí me interesa la polémica en torno a debatir un concepto. Para empezar me gustaría analizar la palabra polémico. Si algo es polémico, algo está mal. No me gustaría dejarlo así. Mi arte ha sido polémico porque está tratando de plantear cosas nuevas”, y vaya que lo hace con estas propuestas. Recordemos que este creador fue duramente criticado desde 1993 por la obra “Caja de zapatos vacía” que presentó en la Bienal de Viena del mismo año y con la que sin duda pasará a la historia del arte, ya sea como un payaso o como un revolucionario del arte, el mismo Gabriel lo explica: “Creo que es importante recalcar que mi trabajo es específico. Cuando yo tomo una marca o un coche es porque tiene una carga cultural e histórica muy precisa”.

Productos intervenidos por Orozco

 

Muchos no entienden el trabajo de Orozco y lo descalifican, buscan en el arte, aún hoy en día, el preciosismo del arte del pasado, del estatismo creador de las vanguardias, de la contemplación solo de índole visual. Pero las cosas han cambiado y los mecanismo artísticos con ello. ¿Es o no arte esta propuesta?, eso ya no importa, lo importante es que se hablen de los temas y no de los objetos, ya sea a través del arte o sin este. El arte hoy en día formula ideas, cuestiona, subraya, denota, busca incitar a la reflexión pues ha dejado de ser el oficio de la técnica para ser el oficio de las ideas, se trata de intencionalidades y no solo de productos comercializables.

Rueda de prensa en la Galería Kurimanzutto

 

Para finalizar y comprender la pertinencia de obras de arte como esta, en la rueda de prensa Gabriel Orozco nos explicó: “Me interesó como fenómeno en nuestra cultura: cómo el Oxxo se ha convertido en un lugar común de nuestro lenguaje. Es un comentario sobre eso, una broma, una ironía, simplemente una exposición de lo que está sucediendo. Estamos revisando el significado del producto y su procedencia, la memoria de ese producto en nuestro cuerpo, en nuestra historia y a nivel social. Ahí entran temas de identidad nacional, de PIB, y de distribución en mercados nacionales. Con todo lo que está pasando en relación a nuestro mercado internacional de exportación e importación, claro que viene al caso”.

artodearte@gmail.com

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...