Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

No Cantan a Cuba / Manuel C. Díaz (E.U.)

 

El periódico Granma (¿es necesario agregar: órgano oficial del Partido Comunista de Cuba?) publicó recientemente un artículo en el que su autor, Oni Acosta, entre denuncias y reclamos, arremetía contra aquellos artistas que “habiendo vitoreado a Cuba, comenzaron a defenestrarla”.

Y a continuación agregaba que algunos de ellos, los que siempre habían criticado al franquismo, “perdieron la brújula y Cuba se les convirtió en herejía”.

Por su alusión a la dictadura de Franco es evidente que la diatriba va dirigida a los malagradecidos juglares españoles.

Pero, a cuáles de ellos, si los principales —Sabina (“La revolución cubana ha envejecido mal”) y Serrat (“La libertad y la justicia andan de la mano o no andan”)— ya hace tiempo que, a su manera y poco a poco, han estado alejándose del desprestigiado régimen castrista.

¿A qué se debe entonces este extemporáneo pataleo? ¿Es que acaso ha habido, sin que se hayan hecho públicas todavía, deserciones recientes? ¿Qué nuevo cantautor ha abandonado el barco?

Por Dios, si es que ya casi no quedan cantautores. Los famosos de aquella época están jubilados o muertos, como Aute y Labordeta. Y los que todavía cantan, ahora le cantan al amor para sobrevivir.

BANNER AYUTLAX 2020

Noticias de última hora y más

Inscríbase para recibir una de nuestras circulares noticiosas y sea el primero en saberlo cuando ocurra algo importante.

Entonces, ¿a qué viene este artículo repleto de amargas quejas, ya no solo contra los cantantes españoles, sino también contra los latinoamericanos?

Que si antes daban grandes conciertos en La Habana y ahora ni siquiera visitan el país; que algunos se asilaron en Cuba para no ser asesinados por sus gobiernos y ahora, olvidando su antigua militancia, atacan a la revolución.

Que cómo, si Cuba fue la madre que los acogió con amor, iban ahora a repudiarla.

Las causas de esta letanía de reproches del Granma son varias.

Una de ellas, la más importante, es que Cuba siempre se consideró, desde que se apoderó de ella, dueña de la canción protesta y mentora de sus trovadores. Y ahora, perdida su influencia sobre ellos, se siente como una esposa abandonada.

Lo que el Granma no dice es que todo comenzó en el mes de julio de 1967 cuando la Casa de las Américas organizó el Primer Encuentro de la Canción Protesta y convirtió ese movimiento en consigna antiimperialista y a sus seguidores en virtuales comisarios políticos.

Mexicano Óscar Chávez adscribió a la estrategia de la canción de protesta, FOTO Fonoteca Nacional

 

La verdad es que la idea era genial: las legítimas inquietudes sociales de los jóvenes cantautores invitados se trasformarían, entre cocoteros y mojitos, en pura propaganda ideológica. No por gusto el encuentro se llevó a cabo en la playa de Varadero, precisamente en la antigua mansión del millonario DuPont para que, en simbólica ironía, los humildes juglares de América desgranaran sus versos en los salones de la opulencia capitalista.

La mayoría de los que asistieron al evento no habían alcanzado reconocimiento internacional; pero esperaban obtenerlo con la ayuda de La Habana. Lo cierto es que todos fueron utilizados por la inteligencia castrista. De allí salieron, armados con sus guitarras y su poesía, a “matar canallas” por el mundo. En el intento, algunos encontrarían la muerte. Otros, la fama.

La Resolución Final de aquel encuentro, que todos los jóvenes cantautores debieron firmar, es una prueba de la manera en que los politizaron. En el documento, entre otras cosas, se leía: “Entendemos que la canción debe ser un arma al servicio de los pueblos, no un producto de consumo para enajenarlos”. Y en su por cuánto final, para garantizar el compromiso y la adhesión de todos, se estipulaba: “Apoyamos a la Revolución Cubana, que ha señalado el verdadero camino a seguir”.

¡Por favor, cuantas tonterías tercermundistas! Afortunadamente, las eras ya no paren corazones y los juglares de aquella época, desencantados, ya no le cantan a Cuba. ¿Por qué no acaban de entenderlo de una vez?

 

 

Escritor cubano. Correo: [email protected].

 

ENLACE

Cuba ya no tiene quien le cante / Manuel C. Díaz, El Nuevo Herald (E.U.), Ago 4

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...