Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Listo el Dedazo Rumbo al 2018

Investigación especial

257

De cara al proceso electoral federal del 2018, en Tlaxcala ya asoma su rostro el “dedazo” para la designación de candidatos a senadores, diputados federales y  reelección o elección de diputados para la LXII Legislatura local.

Tal y como ha quedado de manifiesto en los dos procesos electorales más recientes en la entidad, los procesos de selección que los partidos políticos definen para elegir a sus candidatos a los poderes Ejecutivo y Legislativo federal muestran la casi nula relación que buscan establecer con la ciudadanía.

Dos factores son definitivos en la selección interna de los partidos, los liderazgos que imponen su ley o en el otro escenario se hace evidente que en Tlaxcala algunos institutos políticos son negocios familiares.

La mayor parte de ellos se reserva la decisión como propiedad partidaria, al cerrar la puerta a una elección democrática de candidatos ya que los métodos que se aplican son por encuestas, convención de delegados o supuestamente por designación directa de su Comité Ejecutivo Nacional.

En el PRD-Tlaxcala se llega al absurdo de que la popularidad y no el proyecto político sea el que defina quienes habrán de competir por las izquierdas, bajo el principio de que se mantengan juntos.

Debido a que los liderazgos de los aspirantes tienen mayor peso que la militancia, el acuerdo ha sido realizar dos encuestas a población abierta, para que quien obtenga la mayor intención del voto sea ratificado como candidato o candidata.

En el PAN se reedita la versión del dedazo, los aspirantes y la comisión de elecciones acuerdan que las candidaturas queden en manos de los militantes y adherentes.

Las diputaciones federales y las senadurías serán producto del dedazo, en muy pocos distritos se llevará a elección, ya que serán determinación por el Comité Ejecutivo Nacional y ahí nadie puede negar que la mano la lleva el hombre–partido.

El PRI parece el más abierto porque habrá de realizar el proceso interno de cara a la ciudadanía, pero no porque ésta tenga la posibilidad de influir en el resultado, sino para no desaprovechar el tiempo de campaña porque los candidatos ya están decididos desde ahora.

El dedazo en el tricolor en el poder, se dejará a las estructuras locales. Los delegados en cada entidad tomarán la decisión de quien deba representarlos en el Congreso de la Unión y en ella se verá el poder y la fuerza de los gobernadores.

Los procesos internos muestran que lo que menos importa es la ciudadanía, a ella sólo le corresponde confirmar las decisiones de los dueños de los partidos.

Para algunos analistas políticos, con el recuento de la elección del 5 de junio de 2016, queda claro que también hará historia porque rompió con varios mitos políticos en Tlaxcala.

La elección de Marco Mena rompe con las viejas reglas del juego político y entierra el dicho de que “gobernador no pone gobernador”. Al menos, así se venía estilando en el sistema político estatal, donde para mantener la estabilidad se privilegió la rotación del poder.

En un repaso por la historia reciente, en su sucesión, Emilio Sánchez Piedras ni las manos metió, porque desde Los Pinos impusieron la candidatura de Tulio Hernández Gómez.

A Tulio Hernández, desde la presidencia de la república también le llegó la orden de apoyar a Beatriz Paredes Rangel, la ex embajadora en Brasil tampoco pudo dejar sucesor, porque la hicieron a un lado para postular a José Antonio Álvarez Lima, quien era un perfecto desconocido en Tlaxcala.

Fue entonces que se rompió el equilibrio del poder con la llegada de la alternancia, también empujada desde Los Pinos. En ese marco se inscribe el triunfo del ex priista Alfonso Sánchez Anaya en 1998, con la camiseta del PRD.

Y aunque lo intentó, el médico veterinario gobernador a quien le gustaba que le llamaran “Doctor” tampoco pudo imponer a su esposa, la toluqueña Mari Carmen Ramírez García como su sucesora, aunque si como candidata al Senado.

Lo único que logró fue abrir las puertas para que el PAN llegara al poder, con otro ex priista, Héctor Ortiz Ortiz, en 2004, el ex rector de la UAT también buscó dejar sucesora, pero le ataron las manos desde la presidencia de la república panista.

No se descarta que la mano de Beatriz Paredes Rangel estuvo metida en las alternancias políticas de Tlaxcala, quien ahora tras su regreso de Brasil ya está activa en busca aunque sea de una senaduría y que sea plurinominal.

Después de doce años en el ostracismo, y de sendas y dolorosas derrotas, Mariano González Zarur regresó al PRI al poder estatal, en 2010. Una vez sentado en palacio de gobierno, el ex gobernador libró varias batallas con la vieja clase política.

Al final engatuso a todos y se salió con la suya, pues no sólo impulsó el relevo generacional en el tricolor, sino la candidatura a gobernador. En la pasada gestión, Marco Mena fue secretario de Turismo, diputado local, presidente estatal del PRI, candidato y gobernador.

Mientras Mariano González prepara sus cuadros en las personas de sus hijos Mariana, Marianito y si el pueblo se lo pide, hasta se puede sacrificar ya que “quien es él para negarse a regresar al Senado, y más si el pueblo se lo pide”

Dedazo.

SE ALISTA EL DEDAZO TRICOLOR

Tras la elección interna de presidente y una espera por casi dos meses, Florentino Domínguez Ordoñez “El Profe” fue ungido finalmente como nuevo presidente del Comité Directivo Estatal del tricolor en Tlaxcala.

Fue acusado de “traidor”, porque en tiempos de Héctor Ortiz le dio la espalda al PRI, incluso hasta se convirtió en funcionario orticista en el sector educativo, pero aunque violó los estatutos lo perdonaron.

Ahora “El Profe” dice que realiza una labor de diagnóstico respecto a las condiciones que privan en su estructura formal, tanto en los comités municipales como en sectores a fin de establecer algunas estrategias, entre las que no se descarta la posibilidad de realizar adecuaciones en las dirigencias de las mismas.

Recientemente dio a conocer que esta labor tardará aproximadamente un mes y a partir del resultado de ese análisis podrán realizar ajustes o acciones en la estructura partidista.

A un mes de que fue ungido como nuevo líder del tricolor en la entidad, sostuvo que si bien su principal acción ha sido de acercamiento y comunicación con los liderazgos legales y formales del partido, así como los cuadros distinguidos, también se ha abocado a analizar las condiciones internas de este instituto político.

“En este momento estamos trabajando con la misma estructura, ya veremos en unos días posteriores, estamos haciendo un diagnóstico, que en 30 días, se establecerían acciones, aunque no quiero adelantar nada, primero ver eso y las condiciones que guarda el partido y en función de eso tomar la decisión”, explicó el líder estatal del tricolor.

No obstante, descartó que este instituto político se encuentre en alguna situación crítica o adversa que obligue a su nueva dirigencia a tomar decisiones respecto a su estructura, ya que “el partido está en excelentes condiciones, estamos trabajando en la parte de tender puentes de comunicación con todos los actores políticos, afortunadamente el PRI tiene bastantes y amplios liderazgos, por eso el presidente del partido está en la fase de contacto con los liderazgos del partido”.

Lo cierto es que la disputa es fuerte entre los hombres encaramados en el poder, por un lado se menciona el no tan ansiado retorno de la ex embajadora de México en Brasil, Beatriz Paredes, quien a toda costa busca los reflectores en el Senado o en San Lázaro.

Pero también hay pugna entre ex funcionarios como los que integran el actual gabinete de Marco Mena donde se mencionan los nombres del titular de la Sefoa, José Luis Ramírez Conde.

También del titular de la Secte, Noé Rodríguez Roldán y de la diputada federal con licencia y flamante secretaria de Gobierno, Anabel Alvarado Varela. De ahí para abajo también quieren ex funcionarios, ex diputados locales y hasta ex alcaldes.

DEDO AZUL EN EL PAN

Los panistas tlaxcaltecas han sido rehenes desde tiempos del calderonismo, la senadora Adriana Dávila Fernández y sus huestes se apoderaron de los comités municipales y del estatal, para hacer y deshacer de prerrogativas y candidaturas de campaña.

La política apizaquense ha logrado su objetivo de sembrar la división y la discordia, al grado de que no deja pasar a nadie y a grito abierto dice que “la tercera es la vencida” y que “ya le toca” ser gobernadora de Tlaxcala.

Luego de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) desechara el juicio promovido por el grupo de Aurora Aguilar Rodríguez para la renovación del Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN), la Comisión Permanente Estatal determinó solicitar al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) una prórroga para que Carlos Carreón Mejía continúe al frente del albiazul, dejando a Adriana Dávila las candidaturas para 2018.

Será hasta que el CEN sesione y determine el tiempo que ampliará el periodo para que el “adrianista”, Carlos Carreón siga manejando el CDE, con lo que prácticamente la senadora estaría “llevando mano” para la designación de quienes serán candidatos a las diputaciones locales, federales y senaduría para las elecciones del próximo año.

De esta forma, el proceso electoral 2018 estaría iniciando a finales de este año, por lo que de ampliar el periodo de Carlos Carreón, sería hasta después de las elecciones federales y locales, lo que dejaría al resto de los grupos panistas a merced de los conocidos caprichos de la aún senadora Adriana Dávila, quien buscaría una diputación federal nuevamente por la vía plurinominal.

Cabe destacar que tras un proceso electoral interno del PAN, el ex precandidato a la alcaldía de Apizaco, ex vocero de Adriana Dávila y ahora flamante titular del Instituto Tlaxcalteca de Cultura (ITC) en el gobierno del priista Marco Mena,  Juan Antonio González Necoechea, rompió el silencio que, dijo, por prudencia había mantenido.

A su salida, dijo que “desafortunadamente el PAN se encuentra en estado delicado, la situación local es reflejo y caja de resonancia de lo que sucede a nivel nacional; lo observa dividido, enfrentado y disminuido”.

Reveló que los intereses personales y económicos de algunos liderazgos con posiciones legislativas -obtenidas invariablemente por la vía plurinominal – dieron como resultado que los mecanismos para definir las candidaturas a diputaciones, alcaldías y presidencias de comunidad fueran turbios, amañados y lo peor, antidemocráticos.

“Se privilegió el dedazo, el acuerdo en lo oscurito y emulando tiempos pasados, la “cargada” se instauró…en el ¡PAN!”, señaló el ex panista y también sobrino del ex gobernador priista Mariano González Zarur.

Ahí están las candidaturas impugnadas, los procesos cancelados al cinco para las doce para la elección de candidatos, los cuadros importantes que se han ido otros partidos, y los padrones de miembros activos y adherentes cada vez más disminuidos.

“La dirigencia estatal resultó ser un adorno evidentemente rebasado desde hace tiempo; la mejor muestra es que en lugar de ocuparse en hacer trabajo político y formar cuadros, desde ahora busca afanosamente culpables del futuro exhibiendo ineptitud y torpeza política”, advirtió.

Todo lo anterior avalado por un Comité Ejecutivo Nacional que se conduce a base de gritos, sombrerazos y manotazos de liderazgos decadentes y prendidos por alfileres que expuestos vergonzosamente a nivel nacional, tienen al PAN sumido en una crisis que inevitablemente le hará tocar fondo de manera dolorosa.

Rumbo a la elección, el ex coordinador Nacional de Delegados de la Secretaría de Gobernación señala que sin duda esta será la más competida en la historia debido al alto nivel de politización de la población.

Refirió que “es tiempo de resolver los grandes pendientes con determinación y empeño; en pocas palabras que no se sigan maquillando los problemas pues es peligroso que se siga escondiendo el polvo bajo el tapete”.

DEDO AMARILLO ZOMBIE EN EL PRD

Los perredistas de Tlaxcala caminan con la mirada perdida, sin futuro ni ilusiones cuales zombies de la política moderna, tras perder sus liderazgos se han refugiado en las chozas de sus tribus para buscar el poder perdido.

Siguen representadas al final de un tormentoso periodo de dirigencia estatal con  Manuel Cambrón Soria, quien llevó a sus candidatos, incluida a la de la gubernatura Lorena Cuéllar por el camino de contundente derrota.

Tras los resultados, por vulnerar los estatutos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) al favorecer a la corriente  Nueva Izquierda, Mejores Cuentas y, de paso, imponer a su esposa Nancy Islas Solís como candidata, ex abanderados del sol azteca solicitaron formalmente a la Comisión Nacional Jurisdiccional la destitución de Juan Manuel Cambrón Soria como presidente del Comité Ejecutivo Estatal (CEE) perredista.

A través de un proceso jurisdiccional, los ex candidatos perdedores a diversos cargos en el pasado proceso comicial, Gabriela Siram Tamayo Cabrera, Mercedes Velázquez Salazar, Raúl Irene Mena, Javier Rafael Ortega Blancas, José Sergio Calle López, José Guadalupe Flores Garza y Carmen Flores Flores exigieron deponer del cargo a su dirigente partidista.

En la queja, exponen que su dirigente estatal, Cambrón Soria, “vulneró los principios básicos de imparcialidad y equidad y el artículo 29 de los estatutos del PRD, que establece que los integrantes de los comités ejecutivos Nacional, estatales y municipales se abstendrán de utilizar su cargo para promover a cualquier corriente de opinión, ya que en caso de hacerlo serán destituidos”.

Ello, porque acusan a Manuel Cambrón de haber utilizado la imagen de la ex candidata del PRD a la gubernatura del estado de Tlaxcala, Lorena Cuellar Cisneros, en su estrategia para posicionar a la corriente Nueva Izquierda, con el propósito de obtener beneficio político, “rompiendo con ello la imparcialidad y la equidad del proceso interno de selección de candidatos para los cargos de diputados, ayuntamientos y presidentes de comunidad”.

Muestra de ello, y en un caso de nepotismo político, denunciaron que Manuel Cambrón impuso a su cónyuge Nancy Islas Solís como regidora en la planilla del ayuntamiento de Yauhquemehcan, pues usando el requerimiento de paridad de género que el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones (ITE) le hizo al PRD, vulneró los derechos adquiridos de terceros.

Los inconformes también reprueban que su dirigente estatal utilice el cargo que ostenta para promover a Tomás Orea Albarrán, integrante de Nueva Izquierda, para coordinar los trabajos de los alcaldes perredistas, mientras que Alberto Amaro Corona, integrante de la misma corriente, haya sido impulsado como líder de la bancada del PRD para la LXII Legislatura.

Al respecto, el ex candidato a diputado local por el distrito IV, el matador de toros de lidia, Rafael Ortega Blancas puntualizó que a través del recurso se pide una investigación en contra de Juan Manuel Cambrón Soria por infringir disposiciones estatutarias.

“Tuve la fortuna de ser candidato en Apizaco por el distrito IV y al final, ya a toro pasado como decimos los toreros, la situación que vivimos los que fuimos candidatos fue algo de impotencia y tristeza, la certeza de manera personal no la tengo que ese haya sido su actuar del presidente del partido, Manuel Cambrón, creo que no se vale jugar con nada y más con las ilusiones de un candidato, sino de muchos tlaxcaltecas que confiaron un proyecto”.

En respuesta el líder estatal del PRD, Juan Manuel Cambrón Soria afirmó que ese partido “está vivito y coleando”, la enviada del CEN y representante del Secretariado General perredista, Alejandra Soriano Ruiz, aseguró que ni MORENA ni ninguna otra fuerza política impedirán que el Sol Azteca se mantenga dentro de las preferencias del electorado mexicano.

“Hoy, el PRD está más vivo que nunca, está vivito y coleando y si alguien pensaba o le apostó a que el PRD se iba a desfondar, pues se equivocó. Quienes se van a MORENA, es como quienes hacen compras de pánico, están desesperados por conseguir algo, el PRD no los necesita, nosotros seguimos en lo nuestro y somos un partido sólido”, dijo retador Cambrón Soria.

PEJE-DEDAZOS EN MORENA

Definitivamente en Tlaxcala la presencia de MORENA se encuentra convertido en el patio trasero de PRI, PAN y PRD, así lo demuestra la “suma de voluntades” que significa recibir a cartuchos quemados que ya no engañan a nadie, ni encuentran acomodo en ningún lado.

Andrés Manuel López Obrador líder nacional de MORENA; continúa convirtiendo el organismo en un coto de poder para su familia ya que designó a su tercer hijo como líder de MORENA en el Estado de Tlaxcala.

Gonzalo López tiene 24 años y su padre le encomienda la conformación de 513 comités en el estado de Tlaxcala.

Estas acciones de AMLO son criticadas en las redes sociales pues es evidente que si tuviera más hijos, les daría las direcciones de MORENA en todo el país, dejando en claro que no le importa apoyar a la gente de la sociedad que le sigue, sino mantener sus cotos y parcelas de poder para su familia y sus amigos.

En MORENA se anotan los nombres por ejemplo de José Antonio Álvarez Lima, de las ex candidatas a la gubernatura Lorena Cuéllar Cisneros y Martha Palafox, quienes a toda costa quieren una candidatura.

La lista es larga, sobre todo por las expectativas que despertó el partido en la reciente elección en la CDMX, sin embargo, se vislumbra que “el dedito” de AMLO, será el que parta y reparta las candidaturas en Tlaxcala.

DEDITOS OPORTUNISTAS

Fuera de estos partidos, es muy difícil que algún otro de los otros institutos políticos con registro local o nacional logren solos el triunfo en Tlaxcala, por eso desde ahora ya se activaron con la renovación de sus dirigencias.

PT

En este escenario, el Partido del Trabajo (PT) en Tlaxcala celebró el Congreso Estatal Ordinario en donde se renovaron cuatro comisiones que estarán al frente de la dirección del partido por los tres siguientes años y que afrontarán las elecciones locales y federales del 2018.

Silvano Garay Ulloa, Comisionado Político Estatal del PT en Tlaxcala durante su intervención resaltó los resultados de la pasada elección donde se pudieron lograr dos diputaciones locales y 4 alcaldías; además anunció la posible alianza entre el PT y Morena.

El Congreso Estatal Ordinario fue presidido por Zeferino Martínez Rodríguez y Vicente Aguilar, representante de la Comisión Ejecutiva Nacional del Partido del Trabajo quienes validaron la renovación de las 4 comisiones.

Las 4 comisiones que se renovaron este domingo fueron: Comisión Ejecutiva Estatal, Comisión Coordinadora Estatal, Comisión de Contraloría y Fiscalización Estatal y la Comisión de Conciliación Estatal

A Silvano Garay Ulloa se le recuerda en la 61 legislatura por dos cosas: por haber mentido sobre su residencia y origen.

Silvano Garay Ulloa y su club de amigos y familiares tendrán que tejer muy fino, tendrán que tomar decisiones bien pensadas, tendrán que operar sin tropiezos y tendrán que saber distinguir con qué candidato o qué partido les ofrezca la certeza de continuar sobreviviendo en esta jungla política, porque de lo contrario, corren el riesgo sortear la misma suerte que en el 2015, cuando estuvieron a un paso de perder su registro.

PAC

El presidente del Partido Alianza Ciudadana (PAC), Serafín Ortiz Ortiz tomó protesta al nuevo comité en el municipio de Tlaxcala, en donde afirmó “políticos nos miran con envidia” porque cada vez más se suman cientos de tlaxcaltecas al proyecto del partido.

En el zócalo capitalino de Tlaxcala, donde la capital fue el vigésimo municipio en el que llevan a cabo la re credencialización del PAC, por lo que el mensaje de Serafín Ortiz fue en contra de la mala política.

Exigió a los gobernantes dar respuesta a las necesidades de la ciudadanía, en especial al gobierno del municipio de Tlaxcala que encabeza Anabel Ávalos Zempoalteca.

Ante militantes y simpatizantes, el líder estatal del PAC también requirió respuestas a la administración estatal y particularmente urgió a cumplir por lo menos en relación a la seguridad pública.

Es cosa de tiempo para que de nueva cuenta Héctor, Serafín o Alejandra Ortiz otra vez van a encabezar las listas de candidatos que se complementarán por uno que otro académico con escasa presencia política y una ausencia de simpatía entre los electores

PES

Primero sorpresa y luego enojo causó entre la mayoría de integrantes de la dirigencia estatal del Partido Encuentro Social (PES) la decisión de su presidente nacional, Hugo Eric Flores, de sustituirlos de manera unilateral de sus cargos para entregárselos a quienes fueron candidatos de esta fuerza política en los comicios del año pasado.

La noticia les llegó apenas la semana pasada y de los nueve integrantes de la dirigencia local, solo el secretario general, José Luis Garrido Cruz mejoró su posición, pues fue designado también por dedazo como presidente del PES en Tlaxcala, en sustitución de Juan Netzáhuatl Saldaña, quien por cierto disfrazó su destitución como una separación voluntaria para buscar la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Administrativos del Cobat.

Lo cierto es que la renovación de la dirigencia estatal del PES tardó en darse, pues una vez que se conocieron los resultados de las elecciones locales de 2016, comenzó a hablarse de la necesidad del cambio ante los resultados negativos del trabajo encabezado por Netzáhuatl Saldaña, el cual se vio manchado sobre todo por la declinación que hizo su candidato al gobierno del estado, por cuenta propia, al cuarto para la hora de las votaciones hacia el abanderado priista.

El enojo entre los ahora ex integrantes de la dirigencia del PES está en la forma como fueron separados de sus cargos, pues no se realizó a partir de una convocatoria y un congreso de por medio, sino por la decisión unilateral del presidente nacional del partido, quien con ello busca recompensar a quienes se arriesgaron a ser candidatos de esta fuerza política en las elecciones pasadas y que fracasaron en su intento.

Así lo ha hecho hacer creer el ahora dirigente estatal del PES, si bien entre los destituidos existe la certeza de que la decisión de Hugo Eric Flores estuvo sustentada en una petición expresa de José Luis Garrido, con el argumento de que quería trabajar con un equipo nuevo.

Y así transcurren los tiempos electorales en Tlaxcala, en medio de un desgastado y con baja credibilidad árbitro electoral como lo es el Instituto Tlaxcalteca de Elecciones.

Los integrantes del Consejo General se encuentran enfrascados desde su llegada a pedir más y más millones, lo que hace vislumbrar que a consejeras y consejeros los haga a un lado el Instituto Nacional Electoral.

Por dos razones poderosas, para que no hagan un “cochinero” del proceso federal y al mismo tiempo para que no tengan pretexto alguno para clavarle el diente al erario estatal o federal con el pretexto de las elecciones.

De tal forma que no hay siquiera la intención por erradicar el “dedazo” que en Tlaxcala le ha cerrado la puerta a la democracia, lo que da como resultado que lleguen al poder políticos mañosos que solo van por las dietas, prerrogativas y presupuestos.

Para satisfacer sus intereses personales, de grupo o sectarios y lo que menos les interesa es sacar a generaciones de tlaxcaltecas del ancestral rezago social y en todos los órdenes a los que han sido sometidos por la clase política en el poder.

Comentarios
Cargando...