fbpx
Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Las Expectativas del Próximo Gobierno ‘El de la Esperanza’

448

En campaña, la coalición “Juntos Haremos Historia” expuso una larga lista de proyectos, ideas y propuestas que en los próximos meses tendrá que esbozar con mucho más sensibilidad y sobriedad para reconocer su factibilidad y su eficiencia.

El presidente electo ya designo al equipo de transición, como ya lo ha hecho, a su gabinete. A su vez, estos equipos tienen en sus manos la capacidad de perfilar las promesas de campaña en acciones de gobierno.

La noche del primero de julio terminó un proceso de política y comenzó el de política pública.

Existen temas interesantes por abordar, dentro de los cuales hay cuatro que considero son prioritarios.

Primero:

La definición del presupuesto acordado para el siguiente año debería reflejar políticas que, durante los últimos meses, se han discutido en menor medida que los subsidios a jóvenes y adultos mayores. Una de ellas es el presupuesto de seguridad pública. La planeación de las finanzas públicas debería enfocarse también en incrementos de inversión y gasto en temas de seguridad y procuración de justicia, así como de corporaciones policiales.

En campaña, uno de los argumentos de Andrés Manuel López Obrador es que la mejor política de seguridad es una política de prevención. Desafortunadamente, en el corto plazo una política social efectiva no necesariamente se va a traducir en una reducción de la violencia en el país. Ojalá veamos algo de esto en el planteamiento del presupuesto.

Segundo:

Será interesante ver la manera en que se desenvuelve una nueva visión de la política de drogas en México. Olga Sánchez Cordero, próxima secretaria de Gobernación, ha expresado que la despenalización de producción, distribución y uso lúdico de la marihuana se encuentra en su agenda. Si en los primeros meses de la siguiente administración se cambia la narrativa del “hay que abrir el debate” al “hay que comenzar a regular”, entonces estaremos frente a un avance sustantivo.

Tercero:

El problema de las policías. Es un tema complejo, pero es necesario comunicar en los siguientes meses un plan de mediano plazo. Necesitamos dar los primeros pasos para tener un diagnóstico sobre la fuerza policial necesaria en México y cómo se puede incrementar el número de elementos en las corporaciones, ofreciéndole al policía herramientas de profesionalización.

Cuarto:

La posible centralización de compras y restructuración de las mismas para el Gobierno sería el tema interesante para los próximos meses. Incluso se ha hablado de una sustitución del sistema electrónico de contratación pública (CompraNet). Existen potenciales ahorros para el gasto público en este rubro.

La consolidación de compras podría liberar recursos, pero la principal ventaja de una reestructuración de este tipo es la reducción de los riesgos de corrupción al inyectarle transparencia y automatización al proceso. CompraNet, o el sistema que sea propuesto para suplirlo, debe convertirse en una plataforma de control y vigilancia, no únicamente en un registro de procedimientos de contrataciones.

La centralización puede servir también como una puerta a la discusión sobre la eficiencia de un modelo de regímenes de contrataciones públicas distintos a nivel federal y en los estados.

Las expectativas ante lo que puede representar el nuevo gobierno son altas; así lo plantea el diario Reforma en una encuesta en la que el 62% de los encuestados opina que la economía del país mejorara, el 61% que la calidad de la educación aumentara, el 60% que los servicios salud serán de calidad. Mientras que en cuanto a la calidad de vida, la economía familia, la procuración de justicia se encuentra entre el 57% y el 52% de mexicanos que opinan que mejorara.

 

¿Qué opinas?
Cargando...