Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Hace 29 Años fue Colocada la Monumental Escultura de Tlahuicole

En una glorieta ubicada en uno de los principales accesos a la capital de Tlaxcala, hace 29 años fue colocado el monumento al gran guerrero tlaxcalteca Tlahuicole, el cual fue ensamblado en dos partes, mide 5 metros de altura, pesa 2 toneladas y se encuentra sobre un pedestal de cuatro metros de diámetro.

Fue inaugurado por el entonces alcalde de la ciudad, Joaquín Cisneros Fernández, acompañado del maestro Desiderio Hernández Xochitiotzin, además de los hermanos orfebres Pablo y Miguel López Artasánchez.

Los hermanos, fueron los encargados de forjar el cobre basados en la escultura realizada por el escultor español Manuel Vilar y Roca en 1852, que se encuentra en el Museo del Títere en Huamantla.

“Hacer la escultura de Tlahuicole, en Tlaxcala, fue toda una aventura, ya que no habíamos hecho una escultura de metro y medio, cuando Cisneros Fernández, nos preguntó a mi hermano Pablo y a mi “¿pueden hacer una escultura de cinco metros?”, nosotros le respondimos “por supuesto” y la hicimos. Es sensacional el arrojo y la valentía que te da la juventud”, compartió Miguel López.

FOTO Vladimir Rodríguez

 

 

Tlahuicole, nació en 1492, en uno de los pueblos del sur de Tlaxcala y era de origen otomí. El significado de su nombre significa “El asa de barro”, puesto que la historia relata que siempre cargaba un asa de barra cocido.

Era descendiente de una distinguida familia, por ello estudió en el Calmécac, lugar donde jóvenes nobles se preparaban para ser militares, jefes civiles o sacerdotes.

Durante las guerras floridas contra los mexicas, captó la atención por su gran valor y fuerza. Lo que lo llevó a participar en un fuerte combate en 1504, al morir el hijo del gobernante Moctezuma Xocoyotzin, donde triunfaron los tlaxcaltecas.

Sin embargo, fue hecho prisionero en una de las tantas batallas, donde Moctezuma se impresionó por su valor y le devolvió la libertad, pero Tlahuicole no la aceptó. Por ello, lo convirtió en jefe de un ejército y consiguió riquezas para Moctezuma al enfrentarse en territorio del imperio purépecha (actual Michoacán).

Como un acto de honor y para no traicionar a Tlaxcala, el guerrero pidió morir en combate, al negarse a permanecer como capitán mexica, ni a regresar a su tierra natal. Fue así, que le dijo a Moctezuma que quería morir como un “valiente”.

Le fueron preparadas grandes fiestas y banquetes mientras se preparaba su muerte. Posteriormente fue llevado al Temalácatl (rueda del sacrificio gladiatorio), atado de la cintura a una piedra circular, donde se le proporcionó un macuahuitl (del nahuatl: espada) y un chimalli (del nahuatl: escudo) para que se defendiera.

Mató a ocho guerreros, hirió a otros veinte y por fin lo vencieron. Finalmente fue sacrificado ante Huitzilopochtli, dios de los mexicas.

¿Qué opinas?
Cargando...