Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Guadalupana, ¿Reina de Exorcistas?

95

Los redactores del semanario de la Arquidiócesis de México, Desde la fe, han planteado un duro reto a los antropólogos, arqueólogos, indigenistas y demás cultivadores de la mitología prehispánica. Se basa en supuestas revelaciones del Diablo a Gabriele Amorth, el más reputado exorcista de la iglesia católica fallecido el pasado 16 de septiembre, a la edad de 91 años, y a otros dos colegas no menos respetables. Era voz autorizada el ex presidente honorario de la Asociación Internacional de Exorcistas, y debió estar bien familiarizado con el Demonio a juzgar porque en 2010 se atribuyó hasta 70 mil exorcismos desde su debut en el oficio, veinticuatro años antes de la mano de su mentor Candido Amantini.

Según el semanario, el cornudo colorado habría dicho a otro exorcista vaticano, el P. Sante Babolin, refiriéndose a México, que “Antes de Ella, todo esto era mío”. “Ella” es ni más ni menos que la patrona de México, llamada indistintamente Virgen Morena, Virgen de Guadalupe o Guadalupana. En efecto, según el artículo ¿Por qué el diablo le teme tanto a la Virgen María?, subido al portal del semanario el domingo y firmado por la redacción, antes del arribo de los conquistadores españoles todo México era reino del Maligno. Todo: aztecas, mayas, tarascos, totonacas, mixtecos y zapotecas, yaquis y pimas, rarámuris y salineros, triques y tzotsiles. Todos enchamucados. Endemoniados todos y todo lo suyo.

Tras leer la semianónima revelación de los diálogos sobrecogedores de los señores Amorth y Babolin con Satanás, la primera conclusión de mi endiablada mente –debe ser por eso que no soy católico- es que el INAH, la UNAM, el INI (¿existe todavía?) y varios pilares más de nuestra patria deben dar la cara.

Francamente, no debiera parecer a sus titulares poca cosa quedar así salpicados por la pía tesis sobre una presunta malignidad innata a lo prehispánico. Porque una cosa es juzgar con la debida dureza los tamales de difunto que -según el acucioso Sahagún- repartía entre los comensales de su calpulli el ofrendador de Xipe, Tláloc o Huitzi; y otra muy distinta sugerir que son satánicos además los atabales, las danzas con caracoles, las cerámicas cocidas al sol, los penachos, huipiles y huaraches, y también las arquitecturas que los dichos pilares exaltan tanto (después de soslayar púdicamente los tamales de marras, eso sí).

Debieran dar la cara, insisto. Por vergüenza profesional y o patriotismo.

¿Se quedará callado, por decir, el delegado del Centro INAH–Tlaxcala, Eduardo Emilio Velázquez Gallego? ¿Y su jefe nacional Diego Prieto Hernández?

No deberían. Porque lo que ellos llaman Patrimonio Cultural, según Desde la fe, órgano informativo de la principal iglesia mexicana, podría ser un vestigio y tal vez semilla del Mal absoluto…

No lo digo yo, que conste en actas.

‘REINA DE EXORCISTAS’

Al revisar el emocionante artículo autorizado por los guías espirituales de los católicos mexicanos, entramos a los conspicuos terrenos de la teología. La nota de Desde la fe indica que en su entrevista postrera, Gabriele Amorth “reveló varias cosas sobre el demonio, particularmente su odio hacia dos grandes santos del Siglo XX, y a la Virgen María”. Los santos son Juan Pablo II y el estigmatizado Pío de Pietrelcina. La virgen María, su advocación como Guadalupana.

La entrevista de Amorth, realizada poco antes de su muerte (“ya se le escucha con voz cansada”) por TV2000, es reciclada por los redactores del semanario junto a testimonios de otros dos sacerdotes italianos, Gabriele Nanni -quien desde 2010 promueve la tesis de una Guadalupana exorcista- y Sante Babolin –quien en 2014 dictó una conferencia sobre el tema en la Universidad Pontificia de México.

El núcleo de la noticia de fe deriva del diálogo siguiente de Amorth:

(Amorth) ¿Cuáles son las virtudes de la Virgen que más te duelen?

(Diablo) Ella es la más humilde de todas las creaturas, y yo el más soberbio. Ella es la más pura de las creaturas, y yo el sucio. Porque ella es la más obediente a Dios, y yo soy el rebelde.

(Amorth) ¿Por qué te asustas más cuando nombro a la Virgen María que cuando nombro a nuestro Señor Jesucristo?

(Diablo) Porque me vence siempre. Porque con ella soy humillado, soy vencido por una simple creatura que nunca ha sido manchada por la culpa del pecado.

Amorth será recordado por la bravuconada: “¿Yo, miedo de Satanás? Es él quien debe tener miedo de mí: yo trabajo en nombre del Señor del mundo y él es sólo el mono de Dios”. O quizás trascienda la posteridad por esta otra: “Detrás de Harry Potter se oculta la firma del rey de la oscuridad, el diablo”.

COATLICUE EN PADUA

A tal evidencia agregan los redactores de Desde la fe otras más que los llevan a exclamar que la Virgen María es en su advocación Guadalupana “¡La Reina de los exorcistas!”. La Virgen Morena será muy Reina de México, pero en tratándose de una tierra endemoniada, y de la lógica de los redactores, es sobre todo exorcista. “El ritual de exorcismo en México es diferente de los realizados en otros países, y eso podría tener su explicación en la aparición de tantos tipos de cultos oscuros”, había anticipado Nanni hace seis años.

Particularmente impactante es el testimonio informado en 2009 por el padre Sante Babolin, acerca de un exorcismo practicado en Padua a “un joven italiano poseído (de) aversión por la Virgen Morena”. En la versión de Desde la fe, “el P. Sante, por su devoción a Santa María de Guadalupe debido a los años que pasó en México, utilizó en las oraciones invocativas -‘Por la Santísima Virgen María, Guadalupe Tonantzin’… A lo que el joven italiano respondió violentamente y con furia en los ojos: ‘Tonantzin no: Coatlicue’ ”.

El semanario de los católicos mexicanos apunta que tras quedar liberado el poseído, merced a la Guadalupana, el padre se interesó luego en saber cuan informado estaba de México y hasta le pidió pronunciar la palabra nahua Coatlicue. “En ambos casos fue evidente que el joven no tenía referencia del país y mucho menos de sus orígenes y cultura prehispánicos”, puntualizan los redactores.

TIERRA DE BRUJOS

En apoyo a la sorprendente tesis teológica de Guadalupe como Reina de los Exorcistas, el artículo de los redactores del semanario refiere otras numerosas evidencias de fe aportadas por Nanni, un discípulo directo del papa inquisidor Benedicto XVI y de quien se dice sirvió de inspiración a los exorcistas de la famosa película de W. Friedkin.

“El P. Nanni ejemplificó con 20 casos en la Diócesis de Veracruz y San Andrés Tuxtla, donde fieles perturbados por influencias malignas fueron liberados gracias a la intercesión de la Virgen del Tepeyac”, afirman los redactores. “Lo que he experimentado aquí es una presencia particular en los casos de liberación, así que he comprendido que Ella no sólo es una ayuda, sino la libertadora. Como exorcista, he descubierto que el medio de servir es ponerse a su servicio, y Ella actúa como verdadera exorcista. Ella quiere ser la protagonista del exorcismo, y nosotros tenemos que servirla. Erróneamente algunos exorcistas piden ayuda, piden refuerzo; en este caso, Ella es la protagonista, el sacerdote sin hacer exorcismo va a lograr la liberación del poseso”, citan a Nanni.

BUSCAPIÉS

CURIOSIDAD Ahora que la SCJN se apresta a dar luz verde a los sentimientos de agravio como fundamento de la réplica en y contra los medios de comunicación, a propuesta de PRD y MORENA, cabe preguntar si tal derecho aplicará a Desde la fe.

Si, por decir, Eduardo Emilio Velázquez y o su jefe Diego Prieto se sintieran agraviados por  información que desacredita radicalmente su principal objeto de estudio y motivo principal de sus diarios afanes: la cultura prehispánica, ¿obligarían el INE y la SCJN a abrir el portal y el impreso del semanario a las réplicas del delegado y el director nacional del INAH?

¿Qué opinas?
Cargando...