Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

En pos de la Modernidad

3,824

Cortesía: Línea de Contraste
Que tal amigos, les saludo nuevamente con mucho gusto, para compartir estas líneas, les comparto un tema muy interesante como lo es la modernidad o crecimiento económico, considerando a la modernidad no como aquel proceso de evolución cultural; sino como una serie de procedimientos que permiten acceder a una alta calidad de vida, que se origina por desarrollar mejores condiciones sociales, educación, salud, empleo, y economía, aún recuerdo cuando, las palabras de un maestro en el Tecnológico de Apizaco, “cuando vean grúas en la construcción de edificios, verás una ciudad con  modernidad”.

Hablar de crecimiento económico necesariamente implica avocarnos a las estadísticas emanadas de diversos estudios, considerando que en el caso de Tlaxcala, cuenta con un territorio de 4,016 km2, y hasta el primer semestre de este año, se contaba con una población de 1,306, 628 (un millón trescientos seis mil seis cientos veintiocho) habitantes aproximadamente, de los cuales 574, 251 (quinientos setenta y cuatro mil doscientos cincuenta y uno) se encuentran en edad de trabajar, sin embargo solo se encuentran económicamente activos 553, 858 habitantes, con un saldo de 20, 963 habitantes desocupados o desempleados, no obstante de los tlaxcaltecas que se encuentran económicamente activos, la gran mayoría lo hace desde el sector informal, pues el gobierno ha sido incapaz de generar las condiciones para empleos formales como lo es la inversión privada, ocupando el vigésimo noveno lugar en el ingreso per cápita desde 2003 solo por encima de estados como Chiapas, Guerrero y Oaxaca.

Haciendo una comparación rápida con otros estados de la republica como Querétaro, nos damos cuenta que este, cuenta con apenas dos millones de habitantes, es referente como atractivo de inversión nacional e internacional, derivado a que gobiernos han hecho de este pequeño estado un polo de desarrollo en la división central de nuestro país, ¿cómo lo han logrado? Han sabido aprovechar varios factores: Se encuentra en una posición estratégica con relación a la Ciudad de México, posee vías de comunicación inmejorables (pese a cancelar hace tiempo un tren de alta velocidad que lo comunicaría con la capital del país), es un estado con grandes parques industriales y se han implantado empresas de diferentes nacionalidades, convirtiéndolo en un lugar multicultural, ofrece una muy buena calidad de vida para el personal expatriado de las empresas y presenta un fuerte crecimiento en sectores estratégicos como el automotriz (aunque no tenga ninguna armadora, es muy importante la industria de autopartes), presenta buenos niveles de seguridad por encima de la media nacional, ocupan el primer lugar nacional en generación de empleos, 34 parques industriales, con unas 1325 empresas extranjeras instaladas en el estado y lo mejor es que el costo de la vida es 17% más bajo que en ciudad de México y otros estados, ocupando el sexto lugar del PIB per cápita a nivel nacional, compitiendo con estados más grandes y más poblados como Nuevo León, lo anterior es resultado de decisiones valientes y acertadas que se originan desde su gobierno.

Hace apenas unas pocas décadas que Tlaxcala contemplaba una promesa de crecimiento económico importante pero los vicios del poder y el populismo electoral frenaron el desarrollo económico al no proponer políticas serias y de modernismo que generó otra división política interna, un sistema electoral que consentía y promovía un partido hegemónico y autoritario, tlaxcaltecas con pocas oportunidades de educación, crecimiento económico, desarrollo social y un penoso ingreso per cápita, sin embargo a la fecha poco ha cambiado, los datos económicos que nos arrojan los estudios son contundentes, TLAXCALA NO HA CRECIDO, y el ingreso per cápita se estancó, somos la segunda entidad con peor desempeño en el monitoreo y evaluación de programas de desarrollo social según el coneval, se carece de oportunidades de desarrollo, pues las políticas económicas implementadas por los gobiernos en turno, solo generaron un clientelismo electoral, pues a ello es lo único que le apuestan, a mantener ese voto duro, dejando que estados vecinos como Querétaro arropen a esos inversionistas y por ende su economía se fortalezca.

Porque algo es cierto, en Tlaxcala tenemos miedo al crecimiento, a la apertura hacia nuevas oportunidades, a generar condiciones para inversionistas, con actitudes ciegas que nada dejan de beneficio, vaya, hasta miedo a la igualdad ante la ley, como en el caso de la iniciativa de eliminar el fuero que sigue detenida por razones desconocidas; nos negamos a trabajar por un bien colectivo, porque es más fácil agredir y joder al que está trabajando, que ponernos a trabajar como equipo y poner nuestro granito de arena; creo que independientemente de las políticas públicas de inversión que el estado implemente, como tlaxcaltecas debemos cambiar nuestro pensamiento, dejemos a un lado el egoísmo y el ataque, de lo contrario la distancia que nos separa de la modernidad seguirá creciendo y será más difícil de alcanzar. Miremos en pos de la modernidad, miremos el cambio, miremos que solo un estado desarrollado tendrá mejores beneficios económicos generando mejores salarios y por consecuencia mejor calidad de vida para sus habitantes.

#PorCierto

Estados como Puebla o Nuevo León son aproximadamente 5 veces más grandes en habitantes y territorio, y la distancia en la modernidad, nos muestra que pareciera que son 50 veces más grandes, nos separa un abismo en su modernidad, un ejemplo, durante el sexenio pasado se construyeron en Puebla 50 hospitales generales, fueron rehabilitados 544 centros de salud, además de 130 unidades itinerantes de salud fueron puestas en operación, su tasa de crecimiento en este rubro supera en casi cuatro veces a la media nacional, en contraparte en Tlaxcala únicamente 1 hospital fue construido durante el último sexenio; en Puebla  durante los últimos seis años se construyeron 319 hoteles, se inauguró un nuevo hotel cada siete días, en Tlaxcala contados 7 en un sexenio, sin contar que uno fue cerrado que generaba alrededor de 50 empleos; otro dato más, Querétaro registró 766% más empresas en diez años mientras que en Tlaxcala se aperturaron escasamente 50 empresas de mediano impacto, sin contar dos importantes empresas que prefirieron mudarse del estado, por no tener las condiciones que garantizan una política de crecimiento, en pocas palabras vamos de mal en peor.

Escríbeme a mi correo lideryasociados@outlook.com con gusto responderé tus dudas y comentarios.

¿Qué opinas?
Cargando...