Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

En Defensa de Permisionarios, Detiene SECTE 4 Vehículos Pronto

Emprendedores Cano Reivindican Plataforma y Advierten que la SCJN Asentó ya Jurisprudencia

5,343

A través de un comunicado intitulado “Retira SECTE servicio irregular de transporte de pasajeros”, el gobierno de Tlaxcala confirmó este miércoles la remisión al corralón de cuatro vehículos que prestaban el servicio de transporte de pasajeros desde la plataforma Pronto.

Aunque la dependencia reconoce que “las plataformas digitales que ofrecen el servicio de transporte de pasajeros por medio de redes sociales no están contempladas en la ley”, justificó el retiro de la circulación de dichos vehículos particulares en base a los artículos 4 de la ley estatal de Comunicaciones y Transportes y 396 del Código Penal de Tlaxcala.

El comunicado cita que “para que los particulares tengan derecho a utilizar con fines comerciales las vías estatales de comunicación, se requiere concesión o autorización del Ejecutivo del Estado”.(art. 4) y que será sancionado “a quien posea, conduzca o preste servicio público de transporte de pasajeros, carga o mixto, sin concesión, permiso o autorización del Gobierno” (art. 396).

Asimismo, SECTE justifica la remisión de vehículos al corralón en base a la fracción IX del artículo 82 del Reglamento de la Ley de Comunicaciones y Transportes, ”por prestar el servicio de transporte de pasajeros sin autorización”.

El caso que involucra el cuestionado monopolio de concesiones otorgadas por el gobierno, reedita otro caso presentado en Tlaxcala durante el pasado sexenio, cuando el gobierno local llevó a cabo la persecución y el retiro de un servicio de mototaxis, ofrecido por jubilados y desempleados, que asimismo desafió a los taxis convencionales.

El comunicado de SECTE fue girado por la dependencia a la prensa una hora después de que tres jóvenes hermanos tlaxcaltecas, Nydia, Miguel y Gabriel Cano, promotores de la plataforma PRONTO, dieron una rueda de prensa en el café Bunte del Portal Grande de la capital del estado.

Durante la rueda, los emprendedores explicaron que la plataforma es similar a la de otros modelos de prestación del servicio, como Uber y Cabify, que ya se hallan operando en distintos estados del país; y recordaron que al respecto existe ya jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de México que autoriza ese servicio.

Describieron que la plataforma Pronto permite a particulares asociados brindar el servicio de transporte en autos particulares, a precios menores y con márgenes de ganancia muy superiores para los conductores de lo que obtiene un chofer empleado por los propietarios de las concesiones de gobierno.

Informaron que han solicitado audiencia al gobernador y otros funcionarios, sin ser escuchados. “No es un negocio más, nosotros no generamos ninguna ganancia por cada servicio de los conductores de Pronto, solicitamos apertura ante un tema de interés público siempre a favor de lo que diga la gente, pero siempre lo han dejado al aire”, lamentaron los hermanos Cano.

Advirtieron que la cancelación de crear una plataforma cien por ciento tlaxcalteca, en un futuro podrá beneficiar a Uber y Cabify. “Es la oportunidad que cualquier estado buscaría para dejar aquí ese dinero que se está yendo fuera del país a través de otras plataformas”, (pero) no hemos sido atendidos, no se sientan a la mesa nuestras autoridades.”

En otra parte, lamentaron que en vez de apertura hacia otros modelos, el titular de SECTE, Noé Rodríguez Roldán, habría ofrecido en reuniones privadas a los concesionarios una aplicación de internet similar a la utilizada por Pronto, Uber y Cabify. “Hace unos días salió declarando que les iba a hacer una aplicación a los transportistas, taxistas específicamente, cosa muy grave porque no puedes salir a decir que usarás el dinero de los tlaxcaltecas en una aplicación de geolocalización únicamente para el servicio de un sector.”

“Vivimos en un país donde ya llevamos 5 años con este tipo de plataformas de progreso en legislaciones, y ya existe cierta jurisprudencia para estas. En Tlaxcala ni siquiera el secretario sabe manejar esta situación y no sabe darle resolución”, insistieron los emprendedores.

Por último, los hermanos Cano exhortaron a los usuarios a apoyar nuevas alternativas de transporte de pasajeros. “No nos van a inhibir porque no somos ningunos delincuentes y le pedimos a los tlaxcaltecas que nos sigan apoyando. Si hubieran entrado Uber o Cabify, no quedaría ese porcentaje que nosotros les dejamos del 30%. Se encuentran 70 vehículos operando actualmente, los vamos a apoyar en caso de algún problema con las autoridades de SECTE.”

El pasado mes de octubre, los concesionarios de Tlaxcala -encabezados por dueños de decenas de permisos de gobierno como Indalecio Saucedo- presionaron al gobierno de Tlaxcala para impedir el funcionamiento de Pronto.

OTROS PAÍSES Y MÉXICO

En España existe una licencia distinta del carnet de conducir, que es expedida por los ayuntamientos a un costo variable que puede frisar los 120 mil euros. En cambio, en ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, los particulares pueden prestar el servicio de taxi ya sea a través de una compañía constituida a la que pagan una cuota semanal en torno a 400 dólares, o directamente acreditando requisitos como pintar el taxi, obtener una licencia de chofer de manejo defensivo y hacerse exámenes psicológicos y médicos sobre consumo de alcohol y estupefacientes.

En México es muy distinto, pues en los hechos los dueños de concesiones de gobierno han conformado auténticos monopolios del servicio. Para empezar, es notoria la concentración de dichos permisos que se heredan como bienes entre familiares o son vendidos en un mercado negro donde alcanzan cifras estratosféricas (similares al costo de la licencia en España).

En periodos de elecciones como el que se halla en curso, los dueños de concesiones convierten los vehículos en medios de publicidad en favor de candidatos a cargos de elección popular, generalmente del partido en el gobierno a cambio de favores.

A ello hay que agregar que algunos dueños de numerosas concesiones se han hecho muy ricos, a veces sin conducir nunca ellos mismos un taxi, pues emplean a choferes a los que pagan salarios irrisorios y obligan a transitar a grandes velocidades para competir por el pasaje y así poder estos mejorar sus ingresos.

Un caso notable de concentración de concesiones, aunque no el único, es Enrique Ochoa Reza, actual presidente nacional del PRI, quien reveló a la prensa ser dueño de alrededor de 20 permisos de gobierno para transporte colectivo.

¿Qué opinas?
Cargando...