Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Emite CONAPRED Sugerencias a El Sol de Tlaxcala Sobre Actos Discriminatorios

Alientan a Medios a Evitar Términos de Agravio a Personas y/o Grupos Sociales

1,542

Les Recomienda a sus Directivos Libros y Cursos Contra el Flagelo

Derivado de la denuncia que interpusiera el joven Dante Alejandro Morales Enríquez respecto a la información difundida por El Sol de Tlaxcala e Imagen Televisión, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) emitió una serie de sugerencias a fin de que dichos medios informativos, en lo sucesivo, eviten que en ejercicio de la libertad de expresión y periodismo se realicen actos discriminatorios hacia los tlaxcaltecas.

En este documento, que constituye un antecedente importante para la prudencia y el respeto a la dignidad de las personas en la labor periodística, se sugiere a los medios antes citados que sus contenidos eviten utilizar un lenguaje que alimente la estigmatización de estereotipos, prejuicios negativos, exclusión social y violación de derechos humanos, luego de que hicieran referencia sarcástica de la instalación de escaleras eléctricas en un centro comercial del estado de Tlaxcala.

Lo anterior ante dicho Consejo, por la mofa que desató la publicación de una nota el pasado 6 de abril, del primero de los medios citados, en la que informó acerca de que “llegaron las primeras escaleras eléctricas a Tlaxcala” cuando se inauguró la tienda departamental en Apizaco.

La institución pública contra actos discriminatorios admitió la queja del demandante ya que el enfoque de la noticia generó la reproducción de los datos por el canal 3 del segundo de los medios referidos, en el que los conductores del programa “Que importa” hicieron escarnio del hecho de manera tan reiterativa que incurrieron en actos de discriminación contra un grupo de personas, en este caso los tlaxcaltecas.

Los términos y frases referidas en los contenidos periodísticos “introyectaron denostación, burla, ridiculización a un grupo de población específico por su lugar de origen y residencia, haciendo referencia al relativo nivel de progreso que pudieran tener…” discurre el órgano antidiscriminatorio, pero sentencia que: “… Considerar que una persona tiene menor valía frente a las demás por su nivel socioeconómico, es un error”.

Amparado en los artículos 50, 43 y las fracciones I, II y III del 17 de la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación, así como el artículo 54 de su Estatuto Orgánico, el colegiado respectivo realizó el análisis de la demanda y emitió un dictamen que versa en la consecuente perspectiva:

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación no obstante que reconoce y respeta el derecho a la libertad de expresión de los medios involucrados, considera que “dentro de la redacciones este tipo de temas se considera información secundaria”…y que “en el periodismo la discriminación no comienza en el lenguaje (materia prima indispensable del periodismo) sino en el proceso de concepción de la noticia”.

Empero en virtud de que “los medios de comunicación son ventanas a través de los cuales mira y se mira una sociedad, tiene un lugar central en la construcción de prácticas y representaciones sociales. Son formadores de opinión y poderosos agentes de socialización las interpretaciones que aportan sobre hechos, temas y personas e influyen y moldean la conducta personal y de grupo”.

Por lo que “lejos de combatir la discriminación, quienes trabajan en los medios de comunicación, pueden contribuir a alimentarla, ya sea por ignorancia, urgencia, omisión o simple irresponsabilidad”, puesto que se reproduce un sistema que estigmatizó a un conglomerado e invisibiliza a ciertos grupos sociales que reaccionaron en las redes sociales que interactúan a través del internet.

En tanto, a fin de contribuir en la promoción de un cambio cultural a favor de la igualdad y respeto a las personas, se les “alienta” a que en futuros contenidos el diario y la televisora reconvenidos, eviten la utilización de términos y/o expresiones en agravio de cualquier persona, en contextos similares a los antes señalados, y por el contrario, desde su ámbito “profesional” se promueva el lenguaje incluyente y con perspectiva de los derechos humanos.

Asimismo, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación sugiere a El Sol de Tlaxcala y a Imagen Televisión estudiar a los autores como Jesús Rodríguez Zepeda, así como al filósofo Luis Villoro y a la Historiadora María Angélica Martínez Aguayo, todos con estudios y publicaciones auspiciados por la dependencia.

Por último el Conapred recomienda a los directores de la televisora y del diario, Olegario Vázquez Aldir y a Máximo Hernández Cervantes, respectivamente, a que lean el libro titulado “Escrito sin discriminación. Sugerencias para un periodismo sin etiquetas” de Katia D´Artigues, Ricardo Bucio Mújica y Humberto Musacchio, y hagan uso de las herramientas que ponen a su disposición en la plataforma “Conéctate” mediante “cursos”, incluso, “gratuitos” alusivos al derecho de igualdad y no discriminación, a fin de que se inscriban acompañados de sus colaboradores.

La respuesta del Conapred al aceptar la demanda y hacer un pronunciamiento, deja un precedente para formar un parámetro en la concepción de noticias discriminatorias y la responsabilidad de los comunicadores, al tener en sus manos un arma tan poderosa como es la difusión pública.

¿Qué opinas?
Cargando...