Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Emboscada en el Alifer: Citan a Rueda… y dan Misa

44

Croniquilla Fallida de una Lección de Incomunicación del Senador Barbosa

Apenas cruzar la puerta del céntrico hotel Alifer, un diligente perredista nos salió al paso. Con ensayada amabilidad nos indica que la rueda a la que invitó el diputado Lázaro Salvador Méndez Acametitla sería en el salón Campanario, y se ofrece a acompañarnos.

De reojo alcanzamos a ver a los convocantes desayunando, muy propios todos, sin reporteros.Una agraciada edecán nos recibe con una sonrisa en el umbral del salón, para entonces semi lleno. No de reporteros, qué va, sino de militantes del PRD.

Hasta delante de la sillería, dos filas reservadas para la prensa. Tomamos asiento y la gentil nos ofrece café de olla en vasitos de unicel. Aguadón, hay que decirlo, el translúcido caldillo.

KYRIE

A espaldas del presídium, una gran manta exhibe las siglas del FIP (Frente de Izquierda Progresista) y la Coalición de Izquierda.

Sobre la mesa, cartelitos con nombres: al centro los de Miguel Barbosa Huerta y Juan Ascención Calyécac, y a los lados, los de Salvador Méndez, Felipe Muñoz, Isabel Rojas, Hugo Celis, Leonardo Uriarte, Hugo Mexicano y Roberto Macías.

En el transcurso de la rueda-mitin identificaremos entre el auditorio a Hugo Morales, Renato Sánchez, Adolfo Huerta, José Luis Texis, Orlando Meza y otros agremiados de la corriente que niega ser otra más del partido tribalizado.

Puro funcionario en horas de trabajo, los aludidos.

GLORIA

Al arribo de los desayunados líderes del FIP, el proletariado amarillo pone de pie y se pone a aplaudir.

Toma la palabra el buen amigo Chava Méndez, para alertar al auditorio mixto de militantes y reporteros que “en el gobierno federal tratan de desaparecer las inquietudes de mucha gente con respecto a la reforma energética”.

CREDO

Toca turno a Juan Calyécac, quien por no dejar formula un exhorto a los militantes del auditorio mestizo antes de presumir su nuevo logro.

En efecto, ufano a más no poder, agradece a Chava “el apoyo incondicional que recibí de mi compañero” en la votación de ayer para la presidencia de la Mesa Directiva del Congreso local.

SANCTUS

Isabel Rojas Xahuantitla aprovecha su turno para agradecer en horario laboral al senador Barbosa “su gestión para obtener recursos extraordinarios para nuestro municipio”.

No parece reparar el agradecido alcalde de San Pablo del Monte que precisamente por hacer su trabajo, cobra y más que bien el senador y líder de su tribu nacional.

OSANNA IN EXCELSIS

Lo mismo que sus predecesores, Hugo Celis felicita desde el sitio reservado a Hugo Mexicano –éste, algo malito, finalmente fue escondido detrás del presídium-, a Juan Ascensión por su nombramiento como nuevo presidente del Congreso.

Lo mismo que todos saluda a los notables por sus nombres.

Y lo mismo que todos, su nimia intervención es despedida con un coro de aplausos de los militantes que predominan en la seudo rueda de prensa celebrada en el salón Campanario del hotel Alifer esta mañana calurosa.

AGNUS DEI

Una media hora habrá transcurrido cuando el senador poblano Miguel Barbosa toma la palabra para definir la rueda-mitin como una “reunión de comunicación política y comunicación social con el pueblo de Tlaxcala”.

Intempestivamente, el legislador plurinominal se arranca con una digresión acerca del “papel de un senador ante la autoridad municipal”.

“Ya vendremos a poner la primera piedra de cada una de las obras que se están gestionando”, ofrece a los agradecidos ediles perredistas de Teolocholco, Huamantla, Nopalucan, Tepetitla, San Pablo del Monte, Ixtenco, Papalotla y Xalóztoc, congregados allí en el saloncito.

“Me quedan cuatro años y fracción de ser senador”, augura.

Su felicitación personalizada a Calyécac suscita una enésima marejada de aplausos.

Parece que corregirá el rumbo de la rueda-mitin Barbosa, cuando expresa: “El motivo central de la convocatoria de prensa es hablar del proceso interno”; pero no.

Los reporteros no parecen importarle, y vuelve a su arenga para militantes. Les recomienda generosidad, responsabilidad y “cumplimiento de los mejores principios”, y luego vuelve a desbarrancar.

Tras reconocer que “la opinión pública no favorece a los partidos políticos”, se enmaraña en una nueva definición, esta vez de lo que es ser de izquierda. Condescendiente con lo que queda de los comunistas que perdieron la Guerra Fría, desgrana los nombres de Gramsci y otros santones del totalitarismo perdido.

“Hoy la izquierda es una actitud ante la vida”, postula, y describe tal actitud con un relleno donde mete derechos humanos, oposición a las injusticias, solidaridad con la gente, respeto a la igualdad (e “inclusive a la diversidad”) de los géneros, transparencia y hasta ambientalismo.

Al desgaire apunta Barbosa, para satisfacción de algunos presentes, que si se concede el registro a “una planilla que se inscribió fuera de tiempo, nos vamos a inconformar”; celebra la “buena noticia” de que el INE organizará las elecciones internas del PRD (“ya no más anomalías electorales”); advierte el riesgo de que MORENA “se convierta en una fuerza mayoritaria”; y así se sigue, perdido todo freno.

El senador pone al cabo una cereza al pastel de palabras cuando se toma la libertad de exhortar a los reporteros sometidos a la sesión de adoctrinamiento, a convertirnos en promotores de la postura del PRD contra la reforma energética.

“No es una cuestión de partidos, es una lucha de todos”, evangeliza.

Lleva pegado Barbosa al micro alrededor de una hora, cuando algunos decidimos retirarnos.

COLOFÓN

Ya de retorno a la redacción, topamos al bardo de Panotla en la Plaza Xicohténcatl.

-¿En qué acabó la misa? –quiero saber.

-Barbosa nos presumió la pata de prótesis que anda estrenando –pone al tanto con su habitual brusquedad.

“Lo que faltaba” –me digo, no sin asombro.

Comentarios
Cargando...