Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Elecciones 2021: Anabell Ávalos, la Alcaldesa de las flores

Una Opción Tricolor en la que Confluyen Liderazgos de Distintas Oposiciones

Tlaxcala, un estado en el centro de México de apenas 4 mil kilómetros cuadrados donde vive un millón 300 mil personas, celebrará a la vuelta de un año elecciones para elegir a su gobernador o gobernadora número cincuenta desde la creación de la entidad federativa en 1856.

Aunque pequeño en población y territorio, es de los primeros en densidad demográfica, sólo por debajo del Estado de México, la capital del país y Morelos. Dicho abigarramiento y la ubicación de Tlaxcala en el vértice de la red carretera nacional, ayudan a entender la curiosa fama de “laboratorio político”. A la natura compleja del escenario preelectoral se agregan ahora dos factores extraordinarios: el coronavirus y la hegemonía del partido MORENA del presidente López Obrador.

En tal coyuntura descuellan tres mujeres con grandes posibilidades de salirse con la suya en la carrera por las candidaturas a Gobernador. Dos, Lorena Cuéllar (PRD, hoy en MORENA) y Adriana Dávila (PAN), pelearon ya y perdieron a la par con otra mujer, Martha Palafox, la gubernatura de Tlaxcala en 2016 ante el único candidato Marco Mena. Siguen vivas; la morenista va por su segunda y la panista por la vencida.

La tercera se llama Anabell Ávalos Zempoalteca y es alcaldesa capitalina de Tlaxcala.

Premio Nacional a Mujer de Excelencia, otorgado a Ávalos Zempoalteca por la Cámara Nacional de la Mujer y el Salón de la Fama México. (Agenda Tlaxcala)

ANABELL ÁVALOS ZEMPOALTECA

La prensa local da por un hecho que aparecerá en la boleta de 2021. Se informan reconocimientos a la alcaldesa y hasta algunos buenos augurios. Sería primera de su género en buscar la grande siendo presidenta municipal (Héctor Ortiz sentó el precedente estatal masculino en 2004), y de ganar, segunda gobernadora del estado (la primera, Beatriz Paredes). Pero ¿quién es Anabell Ávalos Zempoalteca?

BANNER AYUTLAX 2020

Antes de ganar la alcaldía de la capital, Anabell Ávalos fungió como delegada de la SEDESOL a cargo de los programas sociales del gobierno federal en el estado de Tlaxcala. Había ocupado el segundo cargo en importancia de la administración estatal, la secretaría de Gobierno, a comienzos del sexenio de González Zarur, al que le renunció por diferencias de criterio (se cuenta que además de carácter) sobre cómo lidiar con unas protestas de abuelos tlaxcaltecas. Una pincelada de su retrato.

Anabell ahondó en su vida personal durante una entrevista concedida hacia finales de enero a Código Tlaxcala. Entonces condensó en tres frases su propia semblanza: “Fui hija única, no tuve hermanos. Mi mamá se divorció de mi papá cuando tenía 5 años más o menos. Entonces, fui formada por mi madre y mi abuela”. Cuando perdió a su madre, la joven huérfana se estaba graduando de abogada; así, doblemente armada de un título universitario y la voluntad de ser alguien, encaró sola su porvenir.

Opositores de otros partidos se han pronunciado por la postulación de la alcaldesa de Tlaxcala. (e-consulta)

Las dos, la madre huérfana y la política, se reconcilian en un emblema decorativo del edificio de la presidencia: la fuente en la entrada. Cada lunes, los visitantes del edificio que alguna vez fue vecindad paladean con la vista un nuevo arreglo floral acordado con un florista.
Otra pincelada. Ante la incertidumbre, las flores se antojan una propuesta bastante más sensata que el chile piquín y los amuletos.

Acaso Anabell ha llegado más lejos de lo imaginado nunca desde que eligió el accidentado y a menudo tortuoso camino de la vocación política. Hoy toca la puerta de las ligas mayores -eso representan las gubernaturas- de la política a la mexicana, aunque lo hace en un tempo peculiarmente incierto.

La incertidumbre es desde ahora el signo de la cita de 2021.

Para la oposición y también para el partido del presidente de México. Las respuestas específicas de los gobiernos federal y estatal ante la imparable propagación del Covid, los impactos de la tragedia sanitaria sobre las empresas y el empleo, la evolución de la economía global, todo conspira a recalentar el caldero electoral. No así las flores.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...