Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

El Salvador: Asume Bukele y se Alinea con las Democracias

El Empresario de Origen Palestino y Religión Dudosa Tiene 37 Años y Encarna un Enigma

Condena Dictaduras de Venezuela, Nicaragua y Honduras; y Reprocha a su Antecesor del FMLN, Sánchez Cerén, Haber Reconocido al Régimen de Cuba

Nayid Bukele, exalcalde de la capital del país, asumió la presidencia de El Salvador, una nación centroamericana hundida en la violencia y la pobreza que ha sido gobernada al alimón desde 1992 por el partido derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y el izquierdista Frente Farabundo Martí (FMLN) al que pertenece el presidente saliente Salvador Sánchez Cerén.

Llegada la hora de asumir la presidencia, tras su victoria en primera vuelta del pasado 3 de febrero con 53% de votos contra 32% del perseguidor inmediato Carlos Calleja (ARENA), el “tsunami Bukele” encarna un enigma y una expectativa de cambio incierta.

El empresario de origen palestino viste chaqueta de cuero y gafas para el sol, y debe gran parte de su éxito electoral a la conexión con las generaciones millennials en internet. Fue expulsado del FMLN en 2017 y sorprendió al anunciar su postulación por la Gran Alianza de Unidad Nacional (GANA), una escisión de ARENA.

Una de las principales banderas de campaña del nuevo presidente (“el dinero alcanza cuando nadie roba”) es la lucha contra la corrupción que rodea a los partidos ARENA y FMLN.

Celebración de la victoria con vice Félix Ulloa. FOTO Getty Images

 

Bukele gobernará con un Congreso dominado desde el año pasado por opositores, pues ARENA cuenta con 49 curules y el FMLN con 23, contra sólo 11 asientos de GANA y su aliado CD. Pero las mayores dudas atañen a la trayectoria política y la raíz musulmana del nuevo presidente de El Salvador.

BANNER AYUTLAX 2020

Durante la campaña electoral levantó polémica una foto del Heraldo de México que muestra a Bukele rezando en una mezquita de la Ciudad de México.  Aunque su padre, Armando Bukele Kattán, fue imán de la comunidad islámica de El Salvador, el nuevo presidente ha dicho públicamente no creer “en las liturgias, en las religiones”, y que su propia familia sería “católica romana”.

Bukele (primer plano) orando en CDMX con dos de sus hermanos, semanas después de negar su religión.

Sea un musulmán converso o no, Bukele se opone al matrimonio igualitario; y al aborto, salvo ante un riesgo mortal para la madre.

En una de sus cuentas web, el mandatario entrante aclaró que no piensa “reciclar” funcionarios de administraciones corruptas porque busca colaboradores sin “pasado oscuro”; y durante mayo, anunció por Twitter los nombres de sus dieciséis ministros. Ya era presidente electo cuando enfrentó, en marzo, un juicio por difamación que le costó 50 mil dólares.

El nuevo presidente ganó antes dos elecciones de alcalde, de Cuscatlán en 2012 y la capitalina de San Salvador en 2015, ambas bajo las siglas del FMLN. Pero este año obtuvo la presidencia en calidad de candidato externo de GANA, partido que ha triunfado en su segundo intento presidencial desde la fundación en 2010 por disidentes de ARENA, cuyos principios comparte parcialmente (aunque asimismo algunos posicionamientos de la izquierda procubana).

En principio, la victoria de Bukele y GANA rompe el bipartidismo instaurado como solución a una guerra civil de doce años entre una guerrilla comunista de ideología maoísta, apadrinada como tantas otras por Cuba; y una dictadura militar sanguinolenta impuesta por el general  Maximiliano Hernández en 1931 en el contexto del crack económico internacional y el consecuente desplome del precio del café, principal agroproducto de exportación del país de 21 mil kilómetros cuadrados.

Otras fuentes importantes de divisas para la nación son las remesas de los emigrados salvadoreños que laboran en Estados Unidos (17% del PIB 2008) y el negocio trasnacional del narcotráfico, la fuente de energía que alimenta las pandillas que asolan ciudades y pueblos y se extienden hasta los Estados Unidos.

CASO VENEZUELA

Nayid Bukele ha emitido señales claras de vocación democrática y de ruptura con su excorreligionario Sánchez Cerén, al rechazar las dictaduras comunistas y neocomunistas de reelección indefinida enclavadas en la región latinoamericana. El expresidente estuvo entre los pocos mandatarios latinoamericanos que asistieron a la muy cuestionada segunda jura de Maduro, el pasado 10 de enero. En contraste, Bukele escribió en Twitter el mensaje siguiente:

Bukele criticó apoyo de Sánchez Cerén al dictador Maduro. FOTO AFP

“Dictadores como Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua y Juan Orlando en Honduras jamás tendrán legitimidad porque se mantienen en el poder a la fuerza y no respetan a los pueblos. Dictador es dictador, de ‘derecha’ o de ‘izquierda’ ”.

Ayer viernes se pronunció en Instagram por “bajar la migración forzada, sobre todo a los Estados Unidos”, a contrapelo de la posición asumida por su antecesor y por el presidente mexicano López Obrador. En igual sentido ha criticado la decisión de Sánchez Cerén de romper relaciones en 2018 con la pequeña y exitosa democracia de Taiwán para reconocer a la dictadura de la inmensa China continental cuyo PIB se aproxima al de E.U.

Por su parte, la BBC ha propalado entre otras opiniones la de Rafael Castellanos, un empresario salvadoreño que define a Bukele como “un populista clásico que apela a los sentimientos en contra, aprovecha los sentimientos viscerales de la gente descontenta”.

Bukele se reunió en México con López Obrador, en marzo. IMAGEN publimetro.com.mx

ANTECEDENTES Y PERFILES

2009-2019  Salvador Sánchez Cerén, presidente saliente de El Salvador, fue el segundo surgido del partido FMLN desde los Acuerdos de Paz de Chapultepec, concluidos en 1992. El primero fue un periodista y corresponsal de CNN, su antecesor Ricardo Funes (2009-2014) al que acompañó en la vicepresidencia.

Funes, otro mandatario de izquierda perseguido por corrupto. IMAGEN pressreader.com

Durante el quinquenio 2009-2014, Funes restableció relaciones con Cuba y reconoció a Palestina. En 2016 fue asilado por el gobierno de Nicaragua luego de una acusación en El Salvador por cinco delitos, entre los cuales un desfalco a la nación en quiebra por 380 millones de dólares (más de 7 mil millones de pesos mexicanos). El prófugo Funes sigue en Nicaragua, a salvo de una ficha Interpol que alcanza a los familiares que le acompañan.

1992  Los Acuerdos de Chapultepec firmados por el gobierno y los guerrilleros en 1992, bajo la tutela de la ONU, pusieron fin a un conflicto armado que dejó 8 mil desaparecidos y más de 70 mil muertos, la mayor parte a manos de militares.

Acuerdos de Chapultepec, 1992. FOTO informatvx.com

El acuerdo de paz obligó una reforma profunda de los hábitos y la educación de las fuerzas armadas, así como el despido de 20 mil soldados y el cese de oficiales implicados en crímenes graves; estipuló un compromiso claro con la democracia y los derechos humanos; reguló la incorporación de los guerrilleros a la batalla electoral; y, ordenó el reparto del excedente de las propiedades agrícolas sobre un máximo de 245 hectáreas.

1979-1984  El militarismo salvadoreño ensayó una década antes del acuerdo de Chapultepec una transición democrática en el marco de la irrupción de opositores civiles y de una “ofensiva final” coordinada entre 1979-1982 por cinco grupos marxista-leninistas (FPL, ERP, PCS, PRTC y RN).

Duarte derrotó a D’Aubiusson en 1984. FOTO youtube.com

En 1981 fue reconocido el partido ARENA, cofundado por Roberto D’Aubuisson, un mayor implicado en los tristemente célebres Escuadrones de la Muerte, firmante de la Constitución del ’82 y  legislador. En tal contexto se convocó a los comicios de 1984, ganados por el ing. José Napoleón Duarte, un opositor civil de ideología democristiana que había sido torturado y exilado por los militares.

1931-1932  Agustín Farabundo Martí estudió derecho y fue alcalde, además de miembro de la Internacional Comunista de Stalin y cofundador del Partido Comunista Centroamericano. Tras repetidas expulsiones del país, acabó fusilado en 1932 a consecuencia de un levantamiento armado fallido, cuya organización recayó en el Partido Comunista Salvadoreño (PCS).

Agustín Farabundo Martí, ejecutado tras fallida insurrección comunista en 1932. FOTO Twitter
- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...