Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

El Problema es que ya no hay Políticos: Antonio Sagasti

43

‘Ningún periodista Debe Permitirse Insultar a una Autoridad’

Gobernador de Tlaxcala Arriba al Bunte Para Invitar un Café al Periodista

-Entrevista con un Viejo Lobo de Mar-

“A diferencia de la Puebla del ‘Góber Bala’ (Rafael Moreno Valle), y de la gran mayoría de los estados del país, en la Tlaxcala de Mariano (González Zarur) el ejercicio del periodismo no implica riesgo personal. Claro que como en todo, hay límites. Y qué bueno que los haya. El límite es el respeto. Ningún periodista debiera permitirse insultar a una autoridad para obtener algo”.

Habla Antonio Sagasti, un viejo lobo de mar. Ex director de El Sol de Tlaxcala y de El Sol de Puebla. Mucho ha andado, en televisión también, por la ruta del oficio, así que durante la conversación desfilan nombres de famosos oficiantes.

“El periodismo no ha cambiado. Sigue siendo lo mismo desde los tiempos de Herodoto, gran viajero y observador acucioso”, opina en respuesta a una pregunta acerca de la diferencia entre un periodista y un licenciado en comunicación.

Llegó Don Antonio al Bunte del Portal Grande en compañía de su hijo Iñaki, administrador de El Periódico de Tlaxcala. Reanimado por la conversación, el viejo lobo se quitó pronto las manguerillas que le ayudan a respirar tras tantos años de fumar hasta tres cajetillas al día.

Durante meses compartimos establecimiento, pero no se había dado la ocasión. Una anécdota de John Fulton, “el único torero gringo”, rompe el hielo.

CASO RUEDA

Fluye don Antonio ya en su elemento, la charla que él sabe hacer buena, y damos un buen repaso a algunos asuntos de actualidad.

CT  ¿Ya vio el video de Arturo Rueda?

AS  Vi la nota. Es algo terrible.

CT  En el video le dice a Chidiac que el negocio de los periodistas consiste en “administrar la reputación de los funcionarios”. ¿Es así?

AS  Algo hay de eso, pero no exactamente. ¿Cuánto quería?

CT  Diez millones.

AS  ¡Qué bárbaro!

CT  Debe ser porque hizo estudios en España, se cotiza más…

AS  ¿Ah sí? No sabía eso. Así funcionan, eh, también allá: El País, El Mundo, ABC, no creas que allá no.

CT  ¿Hay esperanza en un país como México, para quien desee simplemente hacer periodismo?

AS  Los mejores periodistas que he conocido, se sientan en tu mesa para pedirte prestado. Es una lástima, pero así es.

PEÑA NIETO

AS  Es el peor presidente -¿dónde anda su popularidad, en 22 por ciento?- porque la gente que lo rodea no sabe comunicarlo. Están como negados para la comunicación. Un gobernante es un político antes que un administrador, y la política se basa en una buena comunicación con los gobernados.

CT  A mí me aterró verlo pedir al titular de la Función Pública, al tomarle protesta, que indagara un posible conflicto de interés por la casa blanca. ¿En qué cabeza cabe? Imposible no ligar ese gesto inverosímil con el incidente de la Feria del Libro de Guadalajara.

AS  Yo igual. Un presidente debe ser más inteligente para resultar creíble.

CT  No necesitamos un intelectual, un libresco, pero sí un hombre de ideas. Y el presidente sólo pudo recordar un título que cualquier persona conoce sin necesidad de ir a la escuela: La Biblia, aunque no supo precisar nada de su contenido.

-Discrepo. El político debe gobernar, no dar clases –tercia Iñaki.

AS  Pero eso no puede ser. Yo espero del Presidente de México que sea un estadista. Gobernar un país implica una enorme y muy compleja responsabilidad –replica don Antonio.

DE LOS POLÍTICOS

CT  ¿Y cómo ve estas elecciones, don Antonio?

AS  Mal, muy mal. El problema es que en Tlaxcala ya no hay políticos, los que antes sí había. ¡No hay políticos! Se acabaron los políticos. En Tlaxcala ya sólo queda Mariano” -reconoce.

CT  ¿Y Adriana Dávila?

AS  Es lo que digo. Ya no hay políticos –sentencia.

CT  ¿Y Lorena Cuéllar?

AS  No creo. O mejor dicho, no la conozco. Siendo periodista no la conozco. Debe ser porque estuve ausente unas semanas, por un problema de salud –matiza.

CT  ¿Y Marco Antonio Mena?

AS  Mmm. Así así (girando las manos). Tal vez. Hay que esperar.

PRENSA DIGITAL

De la mano de su voz enmarcada entre los espesos mostachones nos asomamos a la fundación del primer diario de la OEM, en Puebla, por el coronel García Valseca; la no menos exitosísima estrategia empresarial de la familia Vázquez Raña, sus ex patrones: el affaire Scherer y la fundación de la exitosa revista Proceso; un reportaje que lo llevó a recorrer todo Chihuahua; su relación con Mayté Noriega; las diferencias entre el reportero y el periodista, y su relación con el poder; y, claro, la nueva prensa digital.

CT Los impresos de los grandes diarios ya no son nada, comparados con el impacto que hoy tienen los portales en Internet de El Universal, El País, The New York Times, Le Figaro o The Economist. El futuro ya presente es la comunicación digital; los impresos estás quedando como meros testimoniales -planteamos.

AS  En el mundo. ¿Pero en Tlaxcala cuántas personas pueden tener Internet?

CT 20% de hogares con computadora, y 30 con conexión a Internet incluidos teléfonos.

AS  Estoy de acuerdo. El problema es que los clientes necesitan el testimonio impreso. Los digitales no entran en las reseñas que se entregan cada mañana a los funcionarios, no les hacen caso.

COLOFÓN

Surtidor inagotable de remembranzas periodísticas es Don Antonio Sagasti, quien se acerca a los ochenta de edad. Dice que no es maestro Don Antonio, pero escuchándolo se aprende siempre algo nuevo sobre el mejor oficio del mundo.

Ya nos despedimos.

CT  Hay que chambear, Don Antonio.

“Eso ya no lo hacen ni los pobres”, ironiza con su habitual elegancia.

CT Precisamente por eso…

Entonces aparece el gobernador Mariano González Zarur.

“Pasaba y les dije a los muchachos: Bájenme, déjenme saludar a mi amigo”, se presenta el Gobernador de Tlaxcala.

El viejo lobo sonríe. Luego se abrazan con afecto.

“¿Nos tomamos un café?” –pregunta el mandatario tlaxcalteca.

“Bueno. Sólo que tú lo invites…”, bromea el viejo periodista.

Todos se ríen.

Plácidamente se acomodan y ponen a charlar largo y tendido. Como hacen los buenos amigos. {jathumbnail off}

Comentarios
Cargando...