Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

El Coronavirus y el Problema de SESA

Esta semana que terminó, sin duda que fue muy agitada, tanto a nivel internacional como nacional y estatal. La noticia de la expansión del coronavirus prendió los focos rojos en gran parte del mundo, ya que lo que inició como un simple resfriado, al paso de los meses se  ha ido transformando  en una epidemia que ha cobrado la vida de miles de personas en numerosos países del mundo.

Tan fuerte es la situación, que la Organización Mundial de la Salud ya la declaró una pandemia, lo que debería hacer que los diferentes niveles de gobierno se tomen muy en serio la enfermedad, implementando protocolos y políticas públicas que permitan que el sector salud esté preparado para hacer frente a un problema que no solo ha generado incertidumbre en una sociedad que hablando con la realidad no ha tomado muy en serio lo que puede generar este virus.

Tan es así, que las repercusiones del COVID-19 se han extendido al plano financiero, donde la caída de  las bolsas de valores ha propiciado que nuestro peso perdieran valor ante el dólar y otras monedas el martes y el jueves negros.

No son buenas noticias para las finanzas de nuestro país, si bien el presidente López Obrador ha utilizado un discurso un tanto superficial de que las finanzas de México están sanas, la realidad es otra, ya que los mercados financieros han sufrido su peor caída en tres décadas. México no puede estar exento de repercusiones futuras, tan es así que el titular de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, reconoció que el coronavirus, tendrá un impacto en la economía mexicana  aún en el escenario más favorable.

Sin duda que el coronavirus será un gran reto para el gobierno mexicano que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ya que en  un país de casi 130 millones de personas, si no se toman las medidas necesarias, las consecuencias pueden ser muy significativas, y quizás hasta fatales como está sucediendo en algunos países europeos, donde desestimaron al COVID-19 y hoy están en estado de emergencia, como le sucede a Italia, un país que según los medios de comunicación nacionales e internacionales, ya suma más de mil muertes, lo que ha propiciado una parálisis, las ciudades están desiertas.

Hoy el gran reto del gobierno mexicano es dejar a un lado los discursos y prepararse para enfrentar con una gran infraestructura médico-hospitalaria y personal de salud suficiente y capacitado, que permitan hacer frente a este mal mundial, aunque lo más importante será tener el poder económico que permita que los 130 millones de mexicanos sientan confianza en su gobierno.

En lo que corresponde a nuestro estado, será importante que el gobierno que preside Marco Mena, tome las medidas convenientes y preventivas, ya que si bien en Tlaxcala hasta el momento no hay ningún caso confirmado, nuestra cercanía con el vecino estado de Puebla y algunos estados circunvecinos donde ya está confirmado este mal, prende los focos rojos. El gobernador en tres años de gobierno se ha caracterizado por darle prioridad a la educación y la salud, de ahí que ojalá tome medidas como el gobernador de Jalisco, quien no esperó lineamientos federales para reunirse con su gabinete y tomar algunas para prevenir y proteger a sus gobernados.

BANNER AYUTLAX 2020

Por su tamaño territorial, Tlaxcala puede implementar medidas para proteger a la ciudadanía, principalmente en las escuelas y en los lugares donde hay más congregación de personas, toca ahora a los trabajadores del sector salud, trabajar y cooperar en las estrategias y políticas públicas que se implementen para hacerle frente al coronavirus, que ojalá no llegue a nuestro estado.

Por cierto, hablando de salud, el sindicato que preside Blanca Águila levantó el plantón que tenía frente a palacio de gobierno, una vez que el gobierno anunció la salida de la directora administrativa  de SESA: Guadalupe Zamora, quien según el comunicado oficial pasó a los CECYTES, donde ya la cuestionaron, y no ha de ser por su buen trabajo, pero bueno, ahora será importante saber que tan deteriorada quedó la relación entre el gobierno del estado y el sindicato de SESA. ¿Por qué digo esto?, porque el sindicato de SESA se ha caracterizado por ser un aliado del partido del gobernador Marco Mena, y a un año de que los partidos den las candidaturas, las diputaciones locales, diputaciones  federales, presidencias municipales y presidencias auxiliares, la factura  puede ser  cobrada, más cuando Blanca Águila ya va para fuera, pues según sus tiempos en unos meses termina su gestión como líder de SESA. Entonces ¿quién gana y quién pierde?

El próximo miércoles haré algunos comentarios acerca de  los cambios en USET-SEPE, y de la elección de la Sección 31 del SNTE.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...