Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Educación, Inversiones y Anticorrupción

Tlaxcala como México, tienen una posición geográfica privilegiada

337

Tlaxcala tiene todo para convertirse en un centro nodal del país, para unirlo con el gran mercado de la zona metropolitana de la ciudad de México.

Pero también para su distribución rápida hacia el Pacífico y hacia el Golfo de México, por lo que puede ser el corazón del país en su proyecto de constituirse en un centro mundial logístico que una el Atlántico con el Pacífico.

De ahí la importancia de fortalecer la formación de niños y jóvenes tlaxcaltecas, estimulando la formación de técnicos y profesionistas en ciencias exactas, tecnológicas, ciencias duras, ciencias de la información, así como el aprendizaje de otro idioma, todavía particularmente el inglés.

Lo anterior no excluye la formación de las nuevas generaciones en las artes y en las ciencias sociales y humanas y demás ciencias blandas, en tanto una de las fortalezas del país, es precisamente su arte, su música y demás expresiones sociales y humanas, como las artesanías, la gastronomía y el turismo, que se deben y pueden fortalecer, para enviar al mundo, la imagen del México pacífico, creador y único.

Esta plataforma geográfica que tienen Tlaxcala y México, enriquecida con mexicanas y mexicanos capaces, que los hay, constituyen a ambas entidades, la estatal y la nacional, en un atractivo mundial para invertir, atractivo que hay que trabajar para hacer valer las ventajas internacionales que tenemos por encima de otras naciones y otras entidades locales del mundo.

A la par, lo anterior debe permitir generar un mercado interno que favorezca un crecimiento y desarrollo económico endógeno, vinculado con el mercado mundial, en tanto no hay fronteras ya, para el consumo de productos de cualquier parte del mundo, luego entonces, hay productos locales que al homogeneizar su producción, aunque sean artesanales y homologar su producción conforme a las normas internacionales de calidad, tendrán plena aceptación en el mercado mundial.

De suyo ya hay un sinfín de productos mexicanos colocados en los mercados internacionales, que demanda más, pues el consumo internacional rebasa por mucho, la capacidad de producción nacional.

Estamos pues, ante nuevas oportunidades y retos que están dando al país y vienen dando a Tlaxcala, otro perfil, del que al parecer algunos o muchos no se han percatado todavía, como ocurrió con los casos del exalcalde de Texoloc y del actual alcalde de Tequexquitla, quienes actuaron, pensando que sus “caprichos”, por llamarlo de alguna forma, no tendrían consecuencias mayores.

Hoy, todo es público, hasta lo privado.

Tal cambio de paradigma, está tomando a la clase política del país, fuera de lugar, también por decirlo de alguna manera.

Si hoy, los ciudadanos y ciudadanas de a pie, nos enteramos de las vidas, andanzas y fechorías, no solo de la clase política, sino de actores importantes en los ámbitos económicos, deportivos, culturales, religiosos y sociales, se debe precisamente a la democratización del acceso a la información.

Luego entonces no culpemos a la Democracia de los males del país y del mundo. Males que siempre han estado ahí, pero que antes no se sabían.

Ahora las ciudadanas, los ciudadanos, la sociedad, tienen que hacer su parte, creando, fortaleciendo y manteniendo las instituciones necesarias, para sancionar las fechorías, no con el ánimo de venganza, sino de resarcir al país, a las mexicanas y mexicanos, de los daños sufridos.

Ahí es en donde se requiere una intervención quirúrgica mayor al sistema de justicia penal y administrativo, en tanto la cárcel no debe ser vista como la sanción mayor y ejemplar. Lo que debe y tiene que ser la sanción mayor ejemplar, es que se les confisquen sus bienes, ventas y valores, tenidos y retenidos durante sus carreras políticas, económicas, deportivas, culturales, religiosas y sociales.

Esto es lo que tiene que ocurrir, si de verdad se quiere combatir la corrupción y la impunidad.

Tales acciones ejemplares, serán bien recibidas por los mercados mundiales, que no es que estén libres de culpa, pasa que la honestidad, la transparencia y la legalidad, se van abriendo paso en el mundo, como normas para hacer negocios.

¿Qué opinas?
Cargando...