Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Día del Periodista

677

En días pasados se festejaron el día de la Libertad de Expresión y el Día del Periodista; en ambos casos se llevaron a cabo eventos organizados por diferentes actores políticos y agrupaciones gremiales y sociales, en honor de quienes día a día, a través de diferentes medios transmiten información a la sociedad: los reporteros.

Profesión que en los últimos años se ha convertido en un verdadero riesgo mortal; sobre todo para aquellos periodistas que cuestionan a quienes ejercen el poder gubernamental de manera autoritaria, déspota, y que han sumido al país en la corrupción y la impunidad, junto con el crimen organizado. De tal forma que a la fecha suman en el actual sexenio decenas de asesinatos cometidos en contra de periodistas a lo largo y ancho de nuestro país.

En el caso de Tlaxcala, los comunicadores fueron agasajados en su día con desayunos, comidas, cenas y regalos; sin embargo, lo mejor sería que se les mejorarán sus condiciones laborales y ofrecer apoyos que les permitieran elevar su calidad de vida.

Es decir, pagarles salarios justos, así como ser beneficiarios de los diferentes programas asistenciales que instrumenta el gobierno federal, como serían los de salud y vivienda, entre otros. Por otro lado, son escasas las posibilidades para que miembros de este gremio accedan a cursos de capacitación, actualización o especialización en alguna de las ramas que existen en el periodismo.

Beneficios que se extenderían hacia su seno familiar y de las sociedad misma, al contar con los recursos económicos, de salud y materiales que les permitirían desarrollar en mejores condiciones su importante labor informativa.

Y, es responsabilidad de las distintas casas editoriales -salvo honrosas excepciones-, ofrecer mejores condiciones laborales y económicas a sus trabajadores; así como de los legisladores, tanto federales como locales, aprobar leyes que protejan la labor e integridad física de los comunicadores. Recordemos que en la pasada Legislatura local el ex diputado Serafín Ortiz Ortiz, propuso la Ley de Protección del Ejercicio Periodístico para Tlaxcala, la cual fue atajada por la mayoría de diputados encabezados por la fracción priista.

Es fundamental también la labor del gremio de periodistas en sumar esfuerzos por alcanzar mejores condiciones en el desempeño de sus funciones; las divisiones sólo debilitan el trabajo periodístico frente al poder gubernamental de cualquier orden, y dejan a la deriva al comunicador.

Su diaria labor informativa merece reconocimiento, y no sólo un día con desayunos, comidas o cenas; merece salarios justos y prestaciones sociales a las que todo trabajador tiene derecho constitucional.

Comentarios
Cargando...