Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Desaparece en Apizaco Naomi Narayama, de 14 Años

Al Salir Ayer de la Secundaria Técnica 37 de Santa Úrsula Zimatepec

Por Antonieta Durán y Luis A. Sánchez

Ayer lunes, al salir con uniforme de gala de la Secundaria Técnica # 37 de la comunidad de Santa Úrsula Zimatepec, una niña de apenas 14 años de nombre Naomi Narayama desapareció sin dejar rastro, sumiendo en angustiosa desesperación a su familia.

Esta mañana el papá Víctor Manuel Saldaña Hernández solicitó vía WhatsApp el apoyo de la población para localizar a su niña, giró un poster de alerta Amber y dos fotografías adicionales de la menor.

“Estimados amigas, amigos, conocidos y compañeros, les pido por favor que quienes sepan o tengan algún dato de mi hija Naomi Narayama Saldaña Ramírez, por favor se comuniquen al teléfono celular 2414109163, ya que desapareció el dia de ayer 9 de octubre del presente año de la Escuela Secundaria Técnica No.37 de Santa Úrsula Zimatepec”, posteó el padre.

Los principales datos disponibles sobre Naomi Narayama son: estatura de 1.55 m., ojos café oscuros, tez morena, cabello chino, pestañas largas y rizadas, y como seña particular dos cicatrices en el lado izquierdo de la frente. Una de las cicatrices mide aproximadamente cinco centímetros de diámetro, misma que aparece tapada con la cabellera en la foto del póster Amber.

Acerca del uniforme escolar de gala, se detalla que consta de corbata y chaleco color vino, falda y calcetas blancas, y zapatos negros.

En su mensaje de WhatsAap, Víctor Manuel Saldaña precisa que al momento de su desaparición, Naomi Narayama llevaba la oreja derecha cubierta con gasa y cinta adhesiva color blanca.

Desafortunadamente, ni el padre ni la alerta Amber indican si la agraciada adolescente tiene novio o era pretendida por algún muchacho, un dato que puede ser de capital importancia en el centro de México, donde operan grupos criminales de “padrotes” dedicados a engañar, secuestrar y prostituir a niñas y jóvenes vulnerables. Según un patrón ampliamente documentado, hay en toda la región familias que adiestran a sus hijos -a quienes dan dinero, ropa de calidad y hasta autos- en la seducción de menores, y tras hacerlas madres, las obligan a prostituirse en hoteles de Puebla, Tlaxcala, la ciudad de México y otras ciudades en ruta hacia los Estados Unidos, actividad que genera a los delincuentes así organizados ganancias millonarias.

¿Qué opinas?
Cargando...