Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Cierto, la Gente Está Harta de las Precampañas

179

Juan Bustillos /Impacto (México), 24 Ene

No falta razón a José Antonio Meade: Los mexicanos estamos hartos de las precampañas presidenciales; nada hay en ellas, excepto simulación.

Para empezar, nada tienen de precampañas. Ninguno de los precandidatos de las tres alianzas electorales tiene competidor; son precandidatos únicos y, por lo tanto, en los hechos son candidatos.

No tienen culpa; a nadie engañaron; sólo Lorenzo Córdova hace como que no se da cuenta. Andrés Manuel López Obrador construyó un partido para ser candidato; Ricardo Anaya encontró, con ayuda de lo que queda del PRD, entablar una alianza para burlar la normatividad panista, y a Meade lo escogió el Presidente Peña Nieto, pero ese es otro cantar.

¿Qué quedará de las precampañas cuando los tres se conviertan en candidatos?

Si mucho me apuran, que Anaya toca la guitarra y habla inglés y francés; que López Obrador no es ruso, pero sigue siendo peligroso para México, y que, según sus contrarios y algunos analistas, la campaña de Meade no levanta y, día a día, deja de ser simpatizante para transmutarse en un priísta más.

La lucha por la Presidencia de la República se ha reducido, al día de hoy, a meras anécdotas, guerra de memes y spots zafios para ridiculizarse entre los aspirantes a suceder a Enrique Peña Nieto, y a una batalla de ocurrencias entre los genios que manejan a los precandidatos.

La más jalada de los pelos es la caravana que el gobernador Javier Corral encabeza para tomar la Ciudad de México con pretextos a los que ha dado respuesta el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete. Se trata de una descarada campaña en apoyo de la pre de Anaya.

Para ser concreto, la próxima Legislatura debe meter mano, una vez más, a la Reforma Política, de lo contrario, nunca tendremos candidatos independientes porque es más fácil fundar un partido político que obtener un millón de firmas; los partidos seguirán adueñados de la situación y los electores se alejarán de las urnas.

Lo aconsejable quizás sería que el constituyente permanente declare la muerte de las ideologías (si es que existieron alguna vez en el México contemporáneo), constitucionalizar la deslealtad (para quitar lo nauseabundo al salto de un partido político a otro) y ahorrar miles de millones de pesos a los contribuyentes sustituyendo el voto por el “like” en Facebook.

De paso nos ahorraremos las precampañas y, si es posible, las campañas, pero en espera de que esto ocurra debemos soportar lo que falta de precampañas (35 días) y prepararnos para lo que nos recetarán los geniales estrategas de los candidatos a partir del primer día de marzo.

La pregunta del siglo es si, para entonces, los pre, convertidos ya en candidatos, dirán algo que en verdad interese al país o seguirán con su guerra de spots, memes y videos a través de las redes sociales.

Por lo pronto, coincido con Meade: La gente está harta de lo que está pasando en las precampañas políticas.

Por cierto, si para ser Presidente de México se requiere tocar guitarra tengo tres prospectos, Manuel, Guillermo y Francisco; si sólo se trata de ser hombre bueno postulo a Javier Castellanos y a Boris Schwartzman, ambos de la especie de Francisco de Asís, pero de profesión médicos, y los políticos peligrosos para el país están a la vista en todos los partidos, aunque no parezcan rusos o venezolanos.

Link  http://impacto.mx/opinion/cierto-la-gente-esta-harta-de-las-precampanas/

¿Qué opinas?
Cargando...