Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

“Amor con amor se paga”… ¿Gonzalo López a Tlaxcala por Morena?

Porque la Constitución de Tlaxcala lo permite, Gonzalo Alfonso López Beltrán hijo del presidente Andrés Manuel López Obrador, puede llegar a encabezar la fórmula de candidato a gobernador en la contienda electoral del 2021.

Se trata del tercer hijo de López Obrador, estudió sociología en la UNAM. Él se desempeñó como coordinador estatal de Morena en Tlaxcala, en donde encabezaba a 513 comités municipales de Mprena.

En uno de tantos escenarios y dadas las condiciones y antecedentes de los actuales aspirantes, solo López Beltrán garantizarla y refrendaria el triunfo de Morena en Tlaxcala, entidad donde es ampliamente conocido por ser cofundador de ese instituto político.

Lo que indica un sólido posicionamiento en los municipios a partir de sentar las bases para el surgimiento del instituto político, situación que reforzaría esta posibilidad, mientras otras y otros aspirantes hacen hasta lo imposible por alcanzar esa meta.

La ventaja que lleva con sus más cercanos competidores es que sería un candidato natural y que no tendría antecedentes ni el PRI, ni el PRD, lo que sería garantía de que de llegar a ganar las elecciones marcaría una nueva era para Tlaxcala.

Lo que dice la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tlaxcala:

ARTÍCULO 60. Para ser Gobernador del Estado se requiere cumplir con los requisitos siguientes:

BANNER AYUTLAX 2020

I. Ser ciudadano mexicano por nacimiento, tlaxcalteca o con residencia efectiva de siete años anteriores al día de la elección;

II. Tener treinta años cumplidos, cuando menos, al día de la elección;

III. No ser ministro de algún culto religioso;

IV. No estar en servicio activo en las fuerzas armadas, ni en las corporaciones de seguridad del Estado;

V. No ser servidor público de la federación, del Estado o de los municipios con funciones de dirección y atribuciones de mando;

VI. No estar comprendido en alguna de las causas de incapacidad establecidas en el artículo 59 de esta Constitución;

VII. No ser magistrado del Tribunal Superior de Justicia del Estado;

VIII. No ser titular del Órgano de Fiscalización Superior;

IX. No ser titular de los demás órganos públicos autónomos en el Estado, y

X. No tener parentesco en primer grado ni ser cónyuge del Gobernador que concluye su periodo.

En el caso de las fracciones IV y V de este artículo, no habrá impedimento si el interesado se separa de sus funciones o cargo cuando menos ciento ochenta días antes de la elección de que se trate.

Foto  Grupo Kuattro

En el caso de las fracciones VII, VIII y IX de este artículo, no habrá impedimento si el interesado se separa de sus funciones o cargo cuando menos un año antes del día de la elección de que se trate.

Hay que tomar en cuenta que  López Beltrán, no requeriría forzosamente contar un una credencial con fotografía emitida en  la entidad, ya que con solo presentar una constancia certificada de cualquier municipio donde se haga constar la residencia, habrá salvado el principal requisito para aparecer en la boleta electoral del año que entra.

 Al respecto y desde hace algunos años, Gonzalo “Chalo” López Beltrán, cuenta con residencia temporal en un municipio ubicado rumbo a la montaña de la Malintzi, finca desde donde por cierto se tiene una vista escénica maravillosa e imponente del territorio tlaxcalteca.

Actualmente, José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso, hijos del presidente de México Andrés Manuel López Obrador, comenzaron su segundo negocio como emprendedores.

Se trata de la fabricación, además de la venta, de cervezas artesanales y refrescos Rocío, realizados con base en chocolate.

Esta no es la primer incursión de los hermanos en el mundo empresarial desde que su padre llegó a la silla presidencial.

La primera fue con la chocolatería del mismo nombre, bautizada así en honor a su madre Rocío Beltrán, quien falleció en 2003 por un padecimiento del sistema inmunológico.

No se sabe la fecha exacta con la que iniciaron el negocio. Las redes sociales de la página fueron abiertas en febrero del 2019 y el producto anunciado en abril. Sin embargo en la página internet señalan haber sido ganadores de premios por varios años consecutivos.

El chocolate que crean es denominado Beanto bar, que quiere decir que todo el proceso de su elaboración es totalmente controlado por la empresa. Desde la elección de las semillas de cacao, hasta su distribución en barra.

Los productos son elaborados en la finca Rocío, ubicada en Teapa, Tabasco, que fue herencia de su madre y primer esposa de López Obrador.

Allí plantan los árboles de la fruta y llevan a cabo toda su producción. Después, los chocolates son trasladados a la calle San Luis Potosí 43, colonia Roma en la Ciudad de México, en donde se encuentran las oficinas de los López Beltrán. De ahí se distribuyen a diversas partes de la capital.

Gonzalo Alfonso López Beltrán, el tercer hijo de López Obrador, estudió sociología en la UNAM. Él se desempeñó como coordinador estatal de Morena en Tlaxcala, en donde encabezaba a 513 comités. Según su padre, también ha ejercido como profesor.

TLAXCALA EN LA MIRA DESDE ANTES

No hay que olvidar que Tlaxcala fue el primer estado al inicio de la gira de agradecimiento de AMLO, cuando pronunció el famoso “Amor con amor se paga” y de ahí hasta este fin de semana no ha dejado de venir a visitar a los tlaxcaltecas.

La ya no tanto corta vida política del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en Tlaxcala, está plagada por tribus, liderazgos, corrientes y lo que venga o inventen, pero como partido, está literalmente partido y con la desventaja de que es la hora que no tiene una dirigencia estatal electa democráticamente.

Han sido vanos los intentos por mostrar orden y disciplina partidarios, debido a que localmente les queda lejos el mensaje de su líder moral Andrés Manuel López Obrador.

Se esperaba que en su más reciente visita a Tlaxcala pondría orden en su partido, pero es la hora en que no hay nadie para nadie y guardó su sana distancia, no solo con la pandemia, sino con la gente y los auto denominados líderes locales.

En su gira de la semana anterior,  a nadie AMLO le hizo “ojitos”. Sino más bien instrucciones para que resuelvan lo que no han podido resolver, como las demandas que entre llantos y plantón le denunciaron en Ocotoxco.

 Eso es muy preocupante para la aún súper delegada Lorena Cuéllar Cisneros, Ana Lilia Rivera Rivera y el profe  Joel Molina Ramírez, tal vez fue por las condiciones de la pandemia, el tiempo de la gira o será que no los ubico por el “cubre bocas”.

Desde hace 20 años, en Tlaxcala los fieles seguidores de Andrés Manuel López Obrador lo han acompañado en todas y cada una de sus aventuras electorales y de auto promoción, convencidos de que tarde que temprano se convertiría en presidente de los mexicanos.

Se recuerda la marcha con petroleros que realizó López Obrador en 1992, desde Tabasco, era desconocido en Tlaxcala, pero ya organizaciones de izquierda que comulgaban con sus ideales lo esperaron para darle alojamiento.

López Obrador traía los pies llenos de ampollas, pernoctó en Calpulalpan y narró  a quien esto escribe como corresponsal de El Universal a la entrada de El Carmen Tequexquitla, que en el camino le habían matado gente; un tráiler atropello a la columna con saldo trágico; en las hemerotecas hay constancia de este hecho.

Trajo a su paso por Tlaxcala recriminaciones contra Pemex y el ex líder sindical Sebastián Guzmán Cabrera; protestas, llanto, desorden, bloqueo de carretera y temor el 18 de julio de 1992 la prensa daba cuenta de la muerte de que cuatro trabajadores petroleros fueron arrollados por un tractocamión en el tramo de la carretera Cerro Gordo-Xalapa

Los cuatro: María del Rosario Hernández de Domínguez, Alfonso Ruiz Ceballos, Albino Arias Hernández y Juan López Gómez, todos provenientes de Tabasco, tuvieron como capilla ardiente la campiña veracruzana: fueron velados a la orilla de la carretera y trasladados a Villahermosa

El incidente ocurrió cuando un tractocamión del servicio público federal, frenó al toparse con los manifestantes, pero un trailer que sufrió un desperfecto en los frenos, según la versión de la Policía Federal de Caminos, se estrelló por atrás con el tractocamión, lo impulsó y alcanzó a arrollar a cuatro de los mil 800 obreros del “Frente Democrático de Trabajadores, General Lázaro Cárdenas del Río”

Los manifestantes bloquearon la carretera federal durante más de 40 horas y el dirigente del Partido de la Revolución Democrática en Tabasco, Darwin González Ballina, responsabilizó del accidente a la Policía Federal de Caminos

Andrés Manuel López Obrador, quien también encabezaba la marcha, insistió en que la tragedia ocurrió debido a la falta de vigilancia de esa corporación policiaca, la que resguardó la marcha desde Tabasco hasta Catemaco, pero luego desapareció

Así se daba cuenta de esta tragedia y que junto con las ideas revolucionarias y de protesta que plasmaban una lucha contra el poder, fue lo que ganó la simpatía de los tlaxcaltecas, en su mayoría gente de la tercera edad,  campesinos y un reducido grupo de intelectuales.

Luego vino el transitar por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y fieles sus seguidores tlaxcaltecas acudieron a sus mítines, a sus giras por los municipios y este es un caso en donde el personaje supera las siglas.

Así transcurren las luchas de López Obrador en Tlaxcala,  donde colmaba las plazas, a veces no como en Apizaco y ha derrotado una y otra vez a los candidatos panistas y priistas en las elecciones presidenciales, pero sin llegar al poder.

Así, en dos elecciones presidenciales, hasta que la tercera que fue la vencida.

ARTURO, “EL HERMANO INCOMODO”

En la elección federal del 2010, AMLO mandó a su hermano Pedro Arturo López Obrador a conquistar a los Tlaxcaltecas y una curul de diputado federal, midieron fuerzas y luego de ganar el PRD la gubernatura con Alfonso Sánchez Anaya, desplazaron al candidato del Distrito I, Eloy Sánchez Arellano.

Incluso Arturo López Obrador arrancó su campaña en una finca ubicada a espaldas de la parroquia de Santa María Acuitlapilco, donde ubico su cuarto de guerra, bunker  y casa de campaña.

Pero a media campaña vino el fallo del Tribunal Federal y en la mesa Eloy Sánchez Arellano le tiró la candidatura e inicio –con desventaja- su campaña que no le alcanzó para convertirse en diputado federal.

Tras la dolorosa derrota, Pedro Arturo López Obrador, hermano de Andrés Manuel, renunció a la militancia del Partido de la Revolución PRD después de los fracasos que tuvo en la elección de candidato en Tlaxcala.

En una carta enviada al líder nacional del PRD, Jesús Ortega Martínez, informó que “por muchas razones” renunciaba a la militancia perredista.

La renuncia del hermano de AMLO no se hizo oficial en Tlaxcala, donde fue consejero nacional por parte de Izquierda Democrática Nacional, grupo identificado con René Bejarano; sin embargo, perredistas de esta agrupación confirmaron que el tabasqueño dejó el sol azteca.

Luego el hermano del ex candidato presidencial en 2006 protagonizó un connato de violencia contra personas de Nueva Izquierda en el proceso de elección a candidatos a gobernador y diputados plurinominales realizado en el municipio de San Juan Totolac, otra vez en Tlaxcala.

Luego desapareció definitivamente del escenario político de Tlaxcala.

ELRETOÑO DE AMLO FUE  LÍDER DE MORENA EN TLAXCALA

Andrés Manuel López Obrador, entonces líder nacional de Morena; sin pedirlo a el organismo nacional designó a su tercer hijo como líder de Morena en el Estado de Tlaxcala.

Antes, ya lo había hecho con uno de sus vástagos en la CDMX y otro en el Estado de México, rumbo a la preparación de los comités seccionales para la competencia en la presidencial 2018.

José Ramón López Beltrán “Pepe Obrador”, el primogénito, fue designado como coordinador o líder de Morena en el estado de México, para organizar un promedio de 6 mil 500 seccionales rumbo a la elección presidencial 2018.

Andrés Manuel López Beltrán de 30 años, fue designado como el líder de Morena en el Distrito Federal, desde donde recibió la encomienda de organizar un promedio de 5 mil 600 seccionales rumbo a la elección presidencial.

Y por si eso no fuese suficiente, Andrés Manuel López Obrador designó a su hijo Gonzalo “Chalo”,  López Beltrán para que se responsabilizara de la organización de comités seccionales en el estado de Tlaxcala.

También dirigió el  naciente partido de Morena.

Gonzalo López tenía en ese entonces 24 años y su padre le encomendó la conformación de los 513 comités en el estado de Tlaxcala.

Estas acciones de AMLO fueron criticadas en las redes sociales pues era evidente que si tuviera más hijos, les daría las direcciones de Morena en todo el país, dejando en claro que no le importaba apoyar a la gente de la sociedad que le sigue, sino mantener sus cotos y parcelas de poder para su familia y sus amigos, lo que era contrario a lo que tanto criticaba de los políticos del PRI, PAN, y PRD.

NEGROS NUBARRONES PARA MORENA EN EL 2021

Una verdad que ni los morenistas pueden negar, es que todos y cada uno de los cargos de elección popular fueron obtenidos a la sombra de AMLO, pero en la elección que viene, se va a ver de qué están hechos.

Si analizamos sus actuaciones desde senadoras, senadores, diputados federales, sobre todo las y los 25 diputados locales morenistas, con sus actuaciones al frente de los cargos de elección que les cayeron de las urnas casi sin esfuerzo, le han quedado a deber mucho a los tlaxcaltecas.

Les quedó grande la yegua.

“No robar, no tranzar y sobre todo no engañar”, es algo de lo que en estos momentos esos encargados de representación popular es algo de que puedan presumir.

Salvo muy muy contadas excepciones.

Para dentro de menos de un año, ahí estarán en juego sus reputaciones, sus actos de prepotencia y de arribismo para tratar de seguir o escalar cargos de elección popular, pero ahora van solos.

Sin resultados a los abanderados de Morena en Tlaxcala primero deben resolver su asuntito de ver quién va a dirigir las riendas en Tlaxcala y sacar adelante la elección de candidatos y candidatas que se viene encima.

Apenas si tienen tiempo para las campañas y mostrar resultados, si los hay, por lo que si algo extraordinario no ocurre desde estos momentos se abren las expectativas para que revivan los demás partidos en Tlaxcala.

El agarrón va a estar bueno, hay que procurar dotaciones de picaditas con sus salsas verde y roja bien picositas, su quesito y cebolla y un buen curado de piñón, nuez o guayaba para ver la contienda electoral que se avecina por demás emocionante.

La suerte está echada, pero no hay que perder de vista quien se siente en la silla grande debe dar continuidad al ritmo que se lleva y que gane el mejor, porque a final de cuentas Tlaxcala es la que debe salir ganando.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...