Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan

Que Ahora sí van a Limpiar al Zahuapan

493

Ayer, el titular de la CGE dijo que este gobierno va a invertir 160 millones de pesos para la construcción de plantas de tratamiento “regionales”.

Al escuchar esta y otras promesas a un año y ocho meses de la actual administración, concretamente en el mensaje político del primer informe de gobierno por el titular del Ejecutivo, nos hace recordar otras promesas de gobierno que no se han cumplido.

Parece que nos hablan de otro país, “MENALANDIA” le dice el líder del PAN, que se suma a país de “VAL´QUIRICO” de los González Zarur, ya que por ejemplo en este tema es claro que los sexenios perredistas, panistas y ahora priistas, nos han dejado puros engaños ya que el tema de la ecología ha sido aprovechado para saquear las arcas del gobierno sin dejar huella y menos resultados.

Desde antes de las alternancias, los gobernantes en turno, desde esa promesa de Tulio Hernández cuando dijo que los últimos días de su gobierno los iba a pasar en la montaña de la Malintzi y quien quisiera verlo tendría que llegar hasta ese lugar.

Pero todo fue pura “saliva y pulque”, nos consta que se ha prometido rescatar a la Malintzi de la tala inmoderada, la deforestación y los incendios y ahí están los resultados a la vista de todos.

Particularmente en el caso del río Zahuapan, el propio Tulio Hernández construyo el muro de contención que ha impedido más de una vez que se inunde hasta el propio Palacio de Gobierno.

Desde tiempos de José López portillo han llegado a Tlaxcala presidentes de la república a prometer obras e tal magnitud que es la hora en que no se ven por ningún lado y menos los resultados para el rescate del Zahuapan.

Ni se diga  las firmas de convenios tan de moda que solo sirven para la foto, si no hay que preguntarle a Mariano González y a Rafael Moreno valle que fue al final de sus administraciones de tanta forma de convenios.

La historia se repite y parece que estamos en el sexenio de los convenios.

Durante su último informe, Mariano González dijo: “Se invirtieron 710 millones en la construcción de cuatro nuevas plantas de tratamiento, y la rehabilitación de 40 existentes; se construyeron 103 kilómetros de nuevas redes de alcantarillado sanitario.

Las obras más importantes son: la primera planta regional de tratamiento de aguas residuales, en la ciudad capital, que incluyen los municipios de Chiautempan, Tlaltelulco, Totolac y Apetatitlán, beneficiando a 370 mil habitantes.

 Y las de San Pablo del Monte, Mazatecochco y San Bartolomé Cuahuixmatlac, que benefician a 200 mil habitantes.

 La ampliación y reingeniería de las Plantas A y B de Apizaco. Con esta infraestructura se trata adecuadamente el 60 por ciento de las aguas residual. Hoy los tlaxcaltecas cuentan con un mejor servicio de agua potable y de tratamiento de aguas residuales”.

Es decir que si en verdad esos resultados son ciertos, ya no se justificaría la construcción de más plantas de tratamiento, porque si se suma más infraestructura a la existente, será imposible mantener funcionando y en óptimas condiciones a estas plantas de tratamiento que son un barril sin fondo.

Sobre todo porque siempre se ha ignorado a la parte operativa que no son los funcionarios de gobierno, sino que son los municipios que nunca han destinado dinero alguno para el funcionamiento correcto de las plantas de tratamiento.

Por otro lado los diputados de la LXII legislatura que por fortuna ya se van, nunca se aprendieron a tonada como se puede constatar en la aprobación del presupuesto, donde ni siquiera el tema fue mencionado, se fue en el montón de buenas intenciones.

Ha trascurrido un año y seis meses y apenas se planea pasar a la acción y de aquí a que se concreten las obras, seguramente las que ya estaban construidas ya se echaron a perder y hay que comenzar de nuevo.

Es la historia sin fin de las obras inútiles en Tlaxcala, se repiten las mismas obras cada trienio y sexenio.

Hace falta que alguien les diga a estos hombres en el poder que solo les quedan tres años y que al paso que van nunca vamos a ver otra vez nadar a los pececitos en las aguas pestilentes en ese canal de aguas negras en que los malos gobiernos han convertido a este nuestro río que sanaba granos.

Pero la acción estaba del otro lado, del gobierno federal y a punto de salir los funcionarios federales de la Conagua, la dependencia reportó que en los últimos 10 años realizó 20 clausuras en los estados de Tlaxcala y Puebla.

Mientras tanto, los 22 municipios de ambos estados que contaminan el Atoyac son: Puebla capital, multado en una ocasión en conjunto con la Central de Abasto, San Martín Texmelucan, San Matías Tlalancaleca, Tlahuapan, Cuautlancigo, Coronango, Amozoc, San Miguel Xoxtla, Huejotzingo, San Jerónimo Tecuanipan, Santa Clara Ocoyucan y San Salvador El Verde.

En el estado de Tlaxcala los municipios que han sido sancionados por contaminar el Atoyac son Tepetitla de Lardizábal, Xicotzingo, Tenancingo, Papalotla de Xicoténcatl, Nativitas, San Pablo del Monte, Zacatelco, Mazatecochco e Ixtacuixtla de Mariano Matamoros.

La Conagua también informó que en el cauce del Atoyac en ambos estados se han detectado principalmente contaminantes de tipo bacteriológicos, valores elevados de coliformes totales y fecales, así como sustancias activas al azul de metileno (detergentes), entre otros.

La materia orgánica es medida como DB05 y DQO y también hay nutrientes, Fósforo (P) Total y Nitrógeno (N) Total, así como sólidos en todas sus formas.

Especialistas han detectado incluso sustancias cancerígenas como plomo en el lecho del río en ambos estados.

Texmelucan y Tepetitla son los que más contaminan el Atoyac

Los municipios de Tepetitla de Lardizábal en Tlaxcala y San Martín Texmelucan en Puebla suman las multas más elevadas, por 1.35 millones de pesos y 946 mil pesos, respectivamente, por contaminar el río Atoyac durante los últimos 10 años, reveló la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

En total casi una veintena de municipios de ambos estados acumulan 46 sanciones en dicho periodo por un monto que supera los 6.65 millones de pesos, según se desprende de la respuesta a la solicitud de información 1610100246217, hecha por e-consulta.

En una década destacan los organismos operadores de agua potable de Puebla, Texmelucan, Cuautlancingo y Huejotzingo, la Central de Abasto, Pemex y la Fundación UDLAP

Multas reiteradas y montos elevados

Además de contar con el monto más elevado por multas impuestas, el municipio tlaxcalteca de Tepetitla acumuló en dicho periodo de tiempo siete multas por faltas reiteradas.

En la mayoría de los casos se trató de descargas sin permiso, no contar con dispositivo de medición de descargas y rebasar parámetros de contaminantes.

En tanto, el municipio poblano de San Martín Texmelucan suma cuatro multas en 10 años por realizar descargas reiteradas sin permiso, de las cuales tres se ubicaron en la cabecera municipal y una en la comunidad de Santa María Moyotzingo.

Por monto también destaca el municipio de Tlahuapan con multas por 658 mil 834 pesos. Este municipio de Puebla fue sancionado en tres ocasiones por realizar descargas sin permiso.

Con 658 mil pesos se encuentra Tlalancaleca, el cual fue sancionado en cinco ocasiones por realizar descargas sin permiso en la cabecera municipal y en las poblaciones de Coronaco y San Antonio.

Municipios que más contaminan el Atoyac en Puebla y Tlaxcala

Coronango es el segundo municipio con más sanciones

El municipio de Coronango es el segundo en los dos estados con el mayor número de multas. En total suma seis por 476 mil 748 pesos por realizar descargas sin permiso en la cabecera municipal y en las localidades de Mihuacán y San Francisco Ocotlán.

Por su parte Xicotzingo, Tlaxcala, suma tres multas por 411 mil 276 pesos por rebasar parámetros de contaminantes y descargas sin permiso.

Con dos multas se encuentra el municipio poblano de San Salvador El Verde, las cuales suman 361 mil 038 pesos por descargas sin permiso, incumplir parámetros de contaminantes en un punto autorizado y ocupación sin título de concesión de zona federal.

Con 350 mil pesos por tres sanciones se encuentra Amozoc, las cuales le impuso la Conagua por descargas sin permiso y falta de título; seguido del municipio de Nativitas, Tlaxcala por 299 mil pesos por no contar con permiso para descargas.

Nueve municipios fueron multados una vez

El resto de las multas corresponden a nueve municipios que fueron sancionados en una ocasión durante esos 10 años por contaminar el río.

De estas, la más alta se le impuso a Ocoyucan por 189 mil 270 pesos por descargas sin permiso y carecer de título de ocupación de zona federal.

A este le siguen Huejotzingo con 181 mil 683 pesos por carecer de permiso de descarga; Puebla capital por 87 mil 648 pesos por descargas en la Central de Abasto.

Por faltas similares y multa menor a 90 mil pesos se encuentran los municipios poblanos de Xoxtla y San Jerónimo Tecuanipan, así como los tlaxcaltecas de Zacatelco, Ixtacuixtla, Tenancingo y Papalotla de Xicoténcatl.

La cuestión es, sabrán esto los especialistas y científicos que le aconsejaron al gobernador Marco Mena que incluyera en su Plan Estatal de Desarrollo la construcción de más plantas de tratamiento a un doloroso costo der 160 millones de pesos.

Si es así, hay que pedirles que regresen el dinero que le cobraron, porque lo engañaron como a un chino y lo están arriesgando a que más temprano que tarde la contaminación se regrese por donde ha salido.

Estos sueños “guajiros” ya no deben ocurrir y mucho menos cuando la salud de las familias tlaxcaltecas están en juego por los elevados y ocultos niveles de contaminación que son tapados a toda costa en esta la nueva tierra de… MENALANDIA.

¿Qué opinas?
Cargando...