Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Ahora Contra la Prensa Mundial /F. Bustillos (Impacto)

 

En definitiva, el Presidente López Obrador está convencido de ser víctima de una conspiración en la que participan no solamente los conservadores y neoliberales mexicanos, sino la prensa internacional, en especial la norteamericana.

En la mañanera del lunes se atrevió a insinuar que The New York Times, The Washington Post, The Financial Times y The Wall Street Journal actuaron en concierto con sus adversarios mexicanos, muy especialmente los intelectuales orgánicos nacionales que de inmediato se dieron a la tarea de retuitar sus informaciones falsas sobre el ocultamiento de las supuestas numerosas muertes que ha ocasionado el coronavirus en nuestro país.

Dijo aún más: que los medios convencionales, desde luego esos diarios estadunidenses, están en decadencia.

Quizás porque no lo recordó, no mencionó al periódico español El País que también fue denunciado por el vocero del combate a la pandemia, el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, de falsear la información.

Este funcionario reaccionó de inmediato. Dijo que le pareció extraña la sincronización de esos medios para poner en duda sus informaciones cotidianas, similares a lo que en las últimas semanas han expresado ex secretarios de Salud y otros personajes. López Gatell dijo que se trata de aspirantes a puestos públicos, mientras que, al unirse a su defensa, López Obrador mencionó que son miembros de partidos políticos opositores a Morena.

O lo que es lo mismo, a partir de hoy habrá que sumarse al coro de los medios alternativos que publican lo que es de su gusto y seguir los pasos de los convencionales que aún no están en decadencia porque optaron por alinearse a sus directrices.

BANNER AYUTLAX 2020

Es probable que mañana o cualquiera de estos días, de la misma manera que se disculpó con los médicos que reaccionaron ante sus descalificaciones, hable un poco más despacio que de costumbre para que no tergiversemos sus palabras y no todo el que se dedica a este oficio se sienta aludido por el calificativo de “decadente”.

Por lo pronto no nos midamos el traje que diseñó esta mañana pues, consolémonos, sólo se refirió a cuatro medios norteamericanos, editados todos en inglés.

Ya mañana nos tocará a los mexicanos, quizás también a El País. Por lo pronto adelantó que a los periodistas, a los columnistas, se nos olvida que la gente, el pueblo sabio “que no existía”, tiene un instinto certero y ahora está convertido en periodista a través de las redes sociales.

 

 

Resignémonos, para AMLO la prensa es decadente, por fortuna, la extranjera / Francisco Bustillos, Impacto (México), 11 Mayo

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...