Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

La Visita de los Kennedy / Francisco Hoyos (Expansión)

 

La preocupación no era para menos, el presidente de los Estados Unidos viajaría a México a hacer las paces con un gobierno que se había manifestado a favor de Cuba en la Organización de Estados Americano (OEA) y además otorgaría un inmerecido espaldarazo a su homólogo Adolfo López Mateos, quien se encontraba en un momento de bajísima popularidad.

Sin embargo, el cálculo político de Kennedy se impuso y viajó con su esposa al mismo país donde antes había decidido pasar su luna de miel, en la bahía de Acapulco, y que ya era una pesadilla para los servicios de inteligencia estadounidenses, mucho más cuando se anunció que sería una estancia de tres días casi completos, precisamente del 29 de junio al primero de julio de 1962.

Desde su arribo al aeropuerto de la Ciudad de México, la visita de los Kennedy fue un sueño del turismo más que un encuentro de Estado. Las reseñas y los encabezados de la prensa de los Estados Unidos harían palidecer o enojarían a quienes critican todos los días los elogios y las preguntas a modo que ocurren a diario en las mañaneras por parte de los persistentes periodistas que, de la noche a la mañana, destacaron en el firmamento de los medios de comunicación mexicanos.

Los mandatarios realizaron un apoteósico paseo por el centro de la Ciudad de México. FOTO SRE, adnpolitico.com

 

“Un millón festeja” a la pareja presidencial estadounidense, cabeceó en primera plana The New York Times de entonces, con nota firmada por otro Kennedy, Paul P., en reporte especial para el diario. “Nunca antes visto”, “ni un solo incidente de consideración”, fueron los titulares y comentarios que llenaron de adjetivos el encuentro por parte de esa misma prensa del norte que hoy es acusada de parcial y falsa por el mandatario de su propia nación.

Por su lado, López Mateos, atacado por la oposición conservadora nacional por sus políticas sociales orientadas a los segmentos de trabajadores y campesinos, su crítica abierta a los empresarios de la época, y su pretensión de regresar al Estado el control de la producción de energía eléctrica, fue el anfitrión perfecto, junto a miles de capitalinos que disfrutaron con la presencia de los Kennedy en la Basílica y en el Museo de Antropología, entre otros lugares emblemáticos para los visitantes internacionales a la capital.

BANNER AYUTLAX 2020

En la cumbre del recorrido, la voz suave de Jackie Kennedy dirigió un discurso en español que opacó la figura de su carismático marido. Fue perfecto. En lo político y en lo diplomático.

1953, la pareja en Acapulco durante su luna de miel. FOTO davidestrada.org

 

 

ENLACE

La visita que tanto temen / Francisco Hoyos Aguilera, Expansión (México), Julio 7

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...