Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Ya es legal el uso de la marihuana en México

En un día calificado como “histórico” por los senadores mexicanos, la cámara alta aprobó el pasado jueves la legalización de la marihuana para usos recreativo, científico, médico e industrial, lo que podría crear el mercado de cannabis más grande del mundo.

A nivel general se conoce como droga a la sustancia que al ser introducida en el organismo, puede alterar o modificar sus funciones. Las personas pueden tomar drogas por el placer que les genera, aunque la suspensión del consumo genera un malestar, por otra parte tiene consecuencias negativas en el cuerpo.

Se conoce como drogodependencia a la necesidad de consumir drogas para obtener sensaciones placenteras o eliminar algún tipo de dolor.

La Cannabis es una planta que tiene gran variedad de sobrenombres: mariguana o marihuana, hierba, bangue de la India, bareta, cáñamo, mota, juanita mora, nena, soñadora, Rosa María, Juana, morisqueta, shora, Maripepa, tirsa, etc., y muchos más términos, ya que los nombres que recibe dependen mucho de la zona en la que nos encontremos.

La planta tuvo su origen en Asia y en China, donde se usa desde hace más de cinco mil años, se obtenían la fibra y el aceite de sus semillas con fines medicinales, religiosos y alimenticios, por ejemplo, se hacen dulces y hasta galletas.

Esta droga fue introducida a América por los colonizadores españoles hace 500 años, luego por franceses e ingleses; a partir de 1870 la cannabis, aparece en la Farmacopea Americana (Manual del Merck) y en el caso de México, después de la mitad del siglo XIX, la Sociedad Farmacéutica de México, la consideraba de uso medicinal a ella y a otras substancias como el opio, láudano, hojas de coca.

A nivel federal en el Código de salubridad de 1892, se norma que su uso es medicinal y que los colectores de ésta solo podrán venderla a boticarios y farmacéuticos, ya para 1916 se emitió un dictamen de la Comisión de boticas para regular la venta y fabricación de Narcóticos en México.

BANNER AYUTLAX 2020

Posteriormente con el Decreto de “Disposiciones sobre el comercio de productos que pueden ser utilizados para fomentar vicios que degeneren la raza, y el cultivo de plantas que pueden ser empleadas con el mismo fin” emitido el 15 de marzo de 1920, es cuando la marihuana se convierte en una sustancia prohibida a nivel nacional.

En el Archivo General del Estado de Oaxaca se encuentra un expediente que manifiesta la prohibición de la venta de esta planta, ya que se consideraba una sustancia venenosa, está clasificado en el Fondo: Gobernación; Sección: Gobierno general; Serie: Secretaria; Año: 1882.

Este documento de una foja con el membrete de un escudo del Gobierno Constitucional del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, en donde está escrito un Decreto que consta de 2 artículos y fue emitido en Oaxaca de Juárez a 4 de julio del año 1882, por Porfirio Díaz en su función como el Gobernador Constitucional del Estado libre y soberano de Oaxaca y remitido a Manuel Martínez Gracida, Oficial Mayor encargado del Despacho de la Secretaria, para que este lo enviara al Jefe político.

En el primer artículo estipula, que se prohíbe la venta de la planta Rosa María conocida con el nombre vulgar de Marihuana y los vendedores del extracto de esta planta se sujetaran a las prescripciones sobre la venta de sustancias venenosas.

Y el segundo artículo manifiesta que toda infracción a esto se castigará de acuerdo a los artículos 842 y 843 del Código Penal.

2020 DROGA LEGAL

Ahora, la “Ley general para la regulación del cannabis” debe pasar a la Cámara de Diputados para su revisión y aprobación antes de que finalice la actual legislatura el 15 de diciembre. El oficialista Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y sus aliados cuentan con mayoría en ambas cámaras.

La iniciativa propuesta por Morena incluye, entre otras cosas, la creación del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud.

El nuevo ente emitirá cinco tipos de licencias para controlar algunos de los actos relacionados con el cultivo, transformación, venta, investigación y exportación o importación de marihuana.

En su primer artículo, la norma, aprobada con 82 votos a favor, 18 en contra y siete abstenciones, sostiene que busca “mejorar las condiciones de vida” de los mexicanos y “contribuir a la reducción de la incidencia delictiva vinculada con el narcotráfico”.

“Finalmente llegó la hora de un tema vital para el desarrollo del país”, dijo durante su discurso el senador independiente Emilio Álvarez Icaza. “Es un tema que debimos discutir hace muchos años”.

Desde que asumió en diciembre de 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador puso sobre la mesa el tema de la despenalización de la marihuana y otras drogas como parte de su estrategia para combatir al poderoso crimen organizado.

En 2018 Canadá se convirtió en el primer país industrializado en legalizar la marihuana recreativa. Varios estados de Estados Unidos permiten el consumo de cannabis y sus derivados, por lo que su despenalización era una cuestión de tiempo en territorio mexicano.

Algunos actores de la incipiente pero millonaria industria legal de cannabis, como Canopy Growth y The Green Organic Dutchman, de Canadá; y una unidad de la californiana Medical Marijuana, dijeron recientemente a Reuters estar ansiosos por acceder a México.

Antes de llegar a su debate, la norma sufrió varios cambios que dilataron su discusión.

La ley estipula que sólo las personas mayores de 18 años podrán cultivar, portar y consumir marihuana y sus derivados, pero con un permiso del Instituto Mexicano para la Regulación y Control del Cannabis.

Además, se permitirán 28 gramos de posesión, pero queda prohibido el consumo de cannabis psicoactivo en áreas de trabajo públicas o privadas.

En cuanto a la comercialización, la “Ley general para la regulación del cannabis” permite a las personas y empresas vender cannabis a mayores de edad en establecimientos autorizados.

El Instituto establecerá los niveles máximos de THC (sustancia psicoactiva de la marihuana) y CBD (cannabidiol).

Los ejidos (terrenos colectivos) y comunidades agrarias “que han sido afectadas por el sistema prohibitivo” podrán ser titulares de más de una licencia para cultivo, transformación, comercialización, exportación o importación.

NADA NUEVO EN TLAXCALA

En Tlaxcala, como en el resto del país, la despenalización en el uso de la marihuana con fines terapéuticos es un asunto de segunda importancia, ya que desde tiempos inmemoriales forma parte de la herbolaria medicinal local y nacional.

Cabe destacar que el Pleno de la Cámara de diputados aprobó en lo general el uso medicinal de la marihuana, con 374 votos a favor, 7 en contra y 11 abstenciones.

Se reservaron varios artículos para su discusión en lo particular. Con esto se modifica la Ley general de salud y el Código Penal Federal para permitir el uso terapéutico de la cannabis.

PROS

Reducción de financiamiento del crimen organizado

Calidad de los productos consumidos (sin alteraciones químicas)

Atención a los adictos (ubicar quienes son y que problemas tienen)

Impuestos

Reducción de recluidos en centros de readaptación social

CONTRAS

Seguiría un mercado ilegal o ¨pirata¨

Aumento de adictos

Sistema de salud saturado

Narcotraficantes llevarían su negocio a otro país

Sin embargo, hasta mediados del siglo pasado, el pulque, el tequila y la mariguana eran de consumo diario de las clases marginadas, pero ahora conseguir pulque de buena calidad es muy difícil y es considerada una bebida de lujo.

Ni se diga del tequila, que ahora mismo es una bebida degustada y buscada a nivel nacional e internacional, donde se ha puesto de moda y el caso de la marihuana, no causa inquietud su legalización.

El tema de moda para el caso de la marihuana es en torno al debate sobre la despenalización desde que en noviembre, en un fallo inédito, la Suprema Corte autorizara a cuatro personas cultivar y consumir la hierba con fines recreativos.

 “Le tengo mucha fe, de verdad”, dice una mujer mientras en el municipio de Cuapiaxtla, unta sus piernas con un alcohol en el que maceró marihuana, remedio casero herencia de las abuelas que sobrevive en Tlaxcala burlando la prohibición.

Esta moderna abuela de 65 años, de figura estilizada resultado de su afición al baile, con tres hijos y tres nietos, relata bajo anonimato que desde niña conoció la marihuana en alcohol pues en su casa la utilizaban para distintos dolores.

“Cuando estoy muy cansada me lo unto (el alcohol) en las piernas, los pies, en el cuerpo, es buenísima. Me puede faltar la sal, pero la marihuana con alcohol no. Mi abuela siempre acostumbraba usarla”, relata.

La tradición sigue con hijos y nietos. Por ejemplo, coloca un algodón empapado en alcohol en el ombligo de los pequeños para bajar la temperatura o se los unta en pecho y espalda cuando tienen congestionadas las vías respiratorias.

No se olvida la batalla legal y una campaña mediática para despenalizar su uso, los padres de Grace, niña de ocho años con un grave tipo de epilepsia, consiguieron autorización para importar un medicamento a base de cannabis.

Pero lo cierto es que desde hace décadas muchos hogares mexicanos tienen, oculto en el armario, un misterioso frasco considerado el “remedio mágico” de las abuelas: ramitas y semillas de marihuana son macerados en alcohol que pueden durar meses o años. Basta rellenar el líquido a medida que se consume.

La marihuana macerada en alcohol es el uso tradicional para los reumas, dolores articulares y musculares. Es una medicina de abolengo, heredada de generación en generación y los jóvenes saben que sus abuelas o sus madres la usan.

En otras formas, como seca o en pasta, se usa en tés para aliviar náuseas, relajar e inducir el sueño; además de fumada para combatir la náusea, principalmente en pacientes enfermos de cáncer.

ADVIERTE UAT SOBRE CONSUMO TEMPRANO

El Centro de Investigación en Reproducción Animal (CIRA) “Carlos Beyer Flores”, a través de la Secretaría de Investigación Científica y Posgrado de la Universidad Autónoma de Tlaxcala (UAT), organizó la conferencia denominada “Alteraciones en la corteza prefrontal por consumo de drogas en la adolescencia”, impartida por Cecilia Flores, especialista adscrita a la Universidad de McGill en Montreal Canadá, quien también realizó una estancia posdoctoral en la Universidad de Harvard de los Estados Unidos.

Cecilia Flores comentó que la legalización de la marihuana es parte de un debate mundial y subrayó que se debe tener mucho cuidado con los adolescentes, porque estudios recientes indican que si la emplean presentan mayor riesgo de tener episodios psicóticos en la adultez.

Por lo que es importante para el desarrollo saludable del vital órgano procurar una alimentación rica en omega 3, así como la práctica de ejercicio aeróbico, puntualizó.

Habló durante su exposición de la experiencia de su equipo especializado, integrado por padres y alumnos de diversas partes del mundo, así como sobre experimentos que realiza en modelos animales para conocer los efectos de la utilización de drogas en la juventud.

“Es importante destacar que durante la adolescencia temprana, etapa que abarca desde los 12 a los 16 años, no deben consumirlas pues el cerebro no ha concluido con su desarrollo, además de que el uso de estupefacientes aumenta el riesgo en el desarrollo de enfermedades psiquiátricas en la edad adulta”, refirió Cecilia Flores.

El Senado aprobó, por mayoría, la Ley Federal para la Regulación del Cannabis, con lo que se crea un Instituto regulador y se avala el “uso adulto”

En este noviembre del 2020, con 82 votos a favor, 18 en contra y 7 abstenciones, las y los senadores aprobaron una serie de reformas y disposiciones para regular el “uso adulto” de la marihuana.

La nueva legislación permite: almacenar, aprovechar, comercializar, consumir, cosechar, cultivar, distribuir, empaquetar, etiquetar, exportar, importar, investigar, patrocinar, plantar, portar, tener o poseer, preparar, producir, promover, publicitar, sembrar, transformar, transportar, suministrar, vender, y adquirir la cannabis.

La mayoría de los votos en contra fueron emitidos por integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), aunque Xóchitl Gálvez, Gustavo A. Madero y Raúl Paz votaron a favor de la iniciativa presentada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Según las nuevas disposiciones, una persona podrá cargar hasta 28 gramos para su consumo personal, lo que equivale a 28 “porros”, sin que esto implique un arresto o multa.

En su domicilio, el consumidor podrá cultivar hasta 6 plantas, pero si en el mismo lugar se encuentra otra persona, el máximo permitido será de 8 plantas.

A partir de los 28 y hasta los 200 gramos, la posesión podría ser sancionada con multas. Si se superan los 28 kilogramos se sancionará bajo el esquema de “narcomenudeo”.

Se mantienen restricciones para el consumo por parte de niñas, niños y adolescentes. Tampoco se permitirá en áreas de trabajo o espacios públicos. En el caso del consumo en domicilio, los usuarios deberán de habilitar su espacio para que su consumo no afecte a sus vecinos.

Como medida de justicia social para resarcirlos daños generados por la prohibición, durante un periodo no menor a cinco años posteriores a la aprobación de las nuevas disposiciones.

Al menos el 40 por ciento de las licencias de cultivo deberán otorgarse preferentemente a pueblos y comunidades indígenas, personas campesinas o ejidatarias; así como comunidades en situación de marginación o que, por sus condiciones o características resultaron afectados por el sistema prohibitivo.

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...