Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

¿TRANSPORTE ILEGAL EN TLAXCALA?

El gobierno del estado de Tlaxcala, publicó en el Periódico Oficial del estado de Tlaxcala, la reforma en materia de comunicaciones y transportes que aprobó el Congreso del Estado, apenas el mes pasado.

Derivado de dicha publicación, que no significa otra cosa, que la entrada en vigor de dicha reforma aprobada por el Poder Legislativo local, dio pie para que medios de comunicación locales se apresuraran a titular tal publicación como: “Plataformas ya son legales”.

Lo que lleva a pensar al lector, que entonces los servicios de transporte que utiliza mediante una aplicación telefónica, eran ilegales, lo cual no es verdad.

Las aplicaciones telefónicas que facilitan el servicio de transporte de personas, ya eran legales, desde antes de la publicación de la reforma aprobada por los diputados locales.

El servicio de transporte mediante aplicaciones telefónicas, contó siempre con el soporte de la legislación federal en la materia, incluyendo la propia Constitución federal.

Dicho lo anterior, cualquier controversia que involucrara algún diferendo legal entre la legislación local y la federal, obviamente se resolvería a favor de las disposiciones federales en materia de transporte.

Pero tampoco había materia en dicho sentido. La legislación local vigente antes de la reforma, desde el artículo dos de la Ley de Comunicaciones y Transportes, ahora reformada, ya establecía dos vías para poder obtener el permiso del gobierno del estado: concesión y autorización.

BANNER AYUTLAX 2020

Las aplicaciones telefónicas de transporte, además de apoyarse en la legislación federal en la materia, buscaron desde el principio el amparo de la ley, vía la figura de la “autorización”.

Así se escribió desde un principio, la historia en Tlaxcala, de las aplicaciones telefónicas en materia de transporte de personas.

Así que los vehículos particulares que prestan servicio de transporte de personas, siempre fueron legales.

En cambio, puede decirse que hay vehículos, sea taxi o combi, que aún teniendo concesión, no cumplen con la ley. Algunos vehículos ya rebasaron la antigüedad legal para prestar el servicio de transporte. Ahí andan circulando, seguramente, mediante un amparo expedido por un juez, de otra forma no se explica que sigan transportando gente en vehículos del siglo pasado. Prefieren pagar abogados, un amparo, servicio de mantenimiento recurrente, que comprar una unidad de transporte más reciente.

Se supone que los taxis deberían estar cobrando la tarifa que marcara el “taxímetro”. Nadie lo usa. Algunos lo siguen teniendo colocado, pero no funciona y están circulando con colores que los distinguían de los que no tienen taxímetro, al final, da lo mismo, ninguno usa el taxímetro.

Ahora que ha bajado el precio de las gasolinas en todo el mundo, en México también, como resultado de que muchas gasolineras venden producto que no es de Pemex, que al final obligó a Pemex a bajar también el precio, los taxis no bajaron sus tarifas, ellos siguen instalados en su idea de que ellos pueden cobrar lo que quieren, pues ellos creen que son “la ley” en persona.

La reforma a la ley estatal en materia de comunicaciones y transportes, aunque no significó un retroceso, me parece que sí, un estancamiento.

No llevaron la reforma a legislar en materia de movilidad ni de sustentabilidad, mucho menos de seguridad. Lo que es lamentable, en tanto pasarán otros años para que pueda darse ese paso, mientras el mundo avanza vertiginosamente, a pesar del COVID-19.

Y precisamente por el mismo fenómeno epidémico, es que muchas unidades concesionadas del servicio público de transporte, no están a la altura de las exigencias sanitarias de los nuevos tiempos. Esas combis y esos coches del siglo pasado, no tienen la altura y el espacio que permitan una mejor circulación del aire, peor todavía, muchos taxis y combis, tienen bloqueada la apertura de sus cristales, luego entonces, en una situación sanitaria como la actual, esas unidades circulan sin la suficiente ventilación, propiciando la contaminación por más tiempo en su interior.

Así se las gastan nuestros transportistas en Tlaxcala.

 

- Publicidad -

- Publicidad -

- Publicidad -

¿Qué opinas?
Cargando...