Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Restaurante Los Molcajetes: una Misión y una Visión por Tlaxcala

Charla Entre la Empeñosa Empresaria Silvia Tello Aguirre y un Chef Islandés

“Empecé mi restaurante en el pueblito de Calpulalpan. Tiene cuatro años que arrancó Los Molcajetes, hace cuatro me di a la tarea de hacerlo crecer. ¿Cuál es mi plan? Me estoy capacitando más para darle algo mejor a mis comensales, a nuestra gente y a la que viene del turismo” -responde la empeñosa empresaria tlaxcalteca Silvia Tello Aguirre.

Charlan la jefa del negocio y el chef islandés en un rincón del negocio situado en el número 1009 de la Calle 3 del señorío Tepehitec de Tlaxcala capital, en la loma donde están además la Central Camionera y El Sol de Tlaxcala. En la mesa junto a un mural muy mexicano: un colorido muestrario del charro y la señorita, idílicos indígenas en chozas, un símil de la portada famosa del libro de texto, Xicohténcatl el Joven, la Mujer Dormida.

Miroslava Hernández Tello

 

¿Cuáles son mis planes para el futuro con este restaurante? Estar a la vanguardia. Me profesionalicé en la gastronomía y mi plan es hacer crecer Los Molcajetes, por supuesto. ¿Cómo? Los planes son que la gente se sienta cómoda; e inyectarle muchísimas otras cosas” -platica Silvia.

La visión de Los Molcajetes comprende productos sanos y nutritivos de Tlaxcala y la región, aderezados con “una gastronomía más especial”.

“Quiero que crezca, meterle pantallas, que el bar sea muy visitado también. Con el tiempo implementar juegos para niños. Mis planes son mejorar cada vez, pero en todo, desde la fachada para que la gente siempre recuerde el lugar con mucho cariño y mucha alegría.

“Queremos mis hijas y yo que el negocio se vuelva un lugar de familia y un ícono de Tlaxcala.”

Silvia Tello resume en palabras su visión aún insatisfecha:

“Vamos a pasos agigantados se podría decir. Pero el restaurante todavía no es lo que yo soñaba. Quiero que sea un sitio privilegiado, con más hospitalidad. Que la gente nos distinga por nuestra sazón, por el sabor, por la hospitalidad y la discreción.

“Quiero un servicio tan excelente que sea cien por ciento recomendable para cualquier gente que venga acá. Que cada comensal que llegue aquí, nos devuelva su recomendación. Lo mejor que le puede suceder a un restaurante es que se vaya conociendo de boca en boca. ¡También orita tenemos a las benditas redes sociales para apoyarnos!”

La mesa de ese rincón de Los Molcajetes es atendida personalmente por el chef Luis Héctor Avendaño Hernández.

“Sé que la gente que venga aquí” -agrega Silvia- “no se va a sentir defraudada. Se va a sentir acogida como si estuviera en su casa, atendida como a una familia real. Cobijo, buen trato; y sobre todo, probar el sentido del gusto cosas diferentes, no siempre lo mismo. Lo que queremos es que la gente se lleve un buen sabor de boca cada de que venga y deguste uno de nuestros platillos. Es lo que queremos más que nada”.

“Lo que yo quiero con este restaurante” -suma Silvia- “es que pueda yo en un momento dado conocer tanto a mi gente y a mis clientes, que logre adivinar lo que desean, lo que necesiten y se les antoja.”

“Queremos que los clientes se vayan completamente convencidos de volver a degustar y promover nuestra gastronomía tlaxcalteca.”

Platica Silvia Tello que sus hijas participan en Los Molcajetes, Melissa Alessandra Hernández Tello en la cocina y Miroslava Hernández Tello en la publicidad. Un negocio propiamente familiar enfocado en las familias.

“Nuestro futuro lo tenemos como visión y queremos realizarlo, plantarlo y cimentarlo. Que esté presto el restaurante para prestarse al cliente y que refleje siempre el buen gusto en lo que la gente desee para una fiesta, un compromiso, para todo evento social siempre y cuando contemos con la capacidad de espacio.”

Cierra Silvia la descripción del sueño y el viaje de las mujeres Tello:

“Los Molcajetes no es un simple restaurante. Es una empresa familiar que aporta para todo tipo de eventos, para todo. Aquí la clientela puede venir con la confianza de que se le atenderá como rey y de que se irá totalmente satisfecha. Queremos mis hijas y yo que cada vez más gente conozca que aquí puede hacer sus fiestas, sus reuniones, sus juntas de trabajo. De hecho, ya lo hacemos: ya vienen clientes nuestros a realizar sus reuniones, fiestas y cumpleaños.

“Queremos que la gente venga a que la apapachemos, evitarle el estrés de organizar una fiesta. Eso que nos lo dejen a nosotros, porque queremos y sabremos interpretar al cien por ciento lo que desean que se haga realidad.”

Nos despedimos de Silvia, Miroslava y Luis. Tras sortear el tráfico del barrio La Loma, nos encaminamos hacia la redacción a fin de comunicar a nuestros lectores el descubrimiento de un restaurante que se encamina a ser un punto de referencia de la gastronomía tlaxcalteca.

Entrevista / Ragnar Olafson
Fotografía / César Quiñones Durán
¿Qué opinas?
Cargando...