Código Tlaxcala
“Ninguna sociedad democrática puede existir sin una prensa libre, independiente y plural”. Kofi Annan
b2

Noche del Grito

-Tristona y Desafortunada Croniquilla de una Cobertura Fallida y una Promesa Parcialmente Cumplida-

FOTOS Antonieta

 

Para Efrén Minero, inspirador

 

Entramos al centro por Ocotlán, saboreando el regusto de volver a la calle, breve stop en Zitlalpopócatl (¿hasta cuándo la nomenclatura uniformará la ortografía del náhuatl de alfabeto español?), y, al fin, ya estamos en el desierto, oscuro tobogán de la Juárez. Serán las nueve pe eme de la noche del Grito.

Por nada nos perderíamos el primero de Lorena. NI ver, de paso, si la SEDATU pudo cumplir el augurio de Corichi. El primer cuadro asimismo desolado. Noche melancólica; densa, fantasmagórica, de agua turbia, pesada.

 

FERIA 222

Tristeza patria por causa de una pandemia varias veces domada.

A un costado de Palacio de Gobierno, un colaborador de la gobernadora nos informa que hubo que adelantar una hora la ceremonia. Lo confirma ante el antiguo edificio del ayuntamiento un uniformado.

 

-¿Hace cuánto terminó?

-Hará como media hora.

-¿Hubo reporteros, tal vez fotógrafos tomando fotos?

-No estoy seguro si reporteros… pero pocos eh, uno o dos.

Sombría también la iluminada explanada del zócalo donde deambulan los más nostálgicos de la principal fiesta nacional. Varios solos; todos como abstraídos, ensimismados. Aislados. Antonieta hace fotos con su cel.

 

-Vamos por una hamburguesa -ordena al cabo.

PROFECÍA EDILICIA

Volvemos nuestros pasos hacia el portal grande. Una nueva banqueta que se angosta en el primer pilar corre ahora por el exterior de la arcada secular. Caben hasta dos personas, ayudará a los que lleven prisa,

 

A la altura de la presidencia municipal cruzamos la calle en dirección al zócalo. Ampliaron también las banquetas de ese lado, y del que da al portal chico.

-Quedó padre -dice la fotógrafa.

-Se cumplió a medias la profecía de Corichi -resumo al descubrir la obra inacabada de la acera opuesta, entre el hotel San Francisco y el portalito.

 

-Al ochenta por ciento -corrige.

CHURROS DE CAJETA

-No está el carrito -observo al asomar a la plaza contigua.

-Se puso hasta allá -indica con la cabeza.

También la Xicohténcatl, que dijo Corichi estará lista para el día 30, se percibe ya más holgada. La fotógrafa toma fotos a una jardinera con flores nuevecitas. Más allá, una aglomeración.

 

-Es por los churros con cajeta. No tienen madre, siempre les hacen cola.

La fotógrafa se acerca al puesto de churros mientras esperamos la hamburguesa, y vuelve pronto. Hay como quince pedidos por delante. Habría que esperar media hora, así que dejo el antojo para la próxima.

COLOFÓN

De vuelta a la oficina, notamos que ningún cliente de los balcones del segundo piso del portal grande trae puesto el bozal.

 

-No se puede consumir con el tapabocas puesto -apunta la fotógrafa.

La cabeza de luces del Padre de la Patria destaca, desde la contraesquina de palacio, sobre el negro tobogán de la Juárez. Pasos adelante, en la churrería La Catedral me cumple la fotógrafa el antojo.

 

Así avituallados con la hamburguesa y dos churros, seguimos caminando en silencio. Al arribar a la oficina nos sonríen los primeros fuegos artificiales -que esta vez se prolongan durante pocos minutos.

FOTO César Durán

 

Por segundo año consecutivo, la noche del Grito no pudo ser la más jubilosa del año mexicano.

¿Qué opinas?
Cargando...